Reporte sobre nuestro Derecho a la Soberanía Alimentaria en el Tianguis Popular

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, 18 de junio de 2017

El pasado 18 de junio de 2017, integrantes del Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, A.C. (CDMCH), de los colectivos de mujeres de las regiones Altos, Norte y Oriente de Chiapas y la Red de Productores y Consumidores Responsables “Comida Sana y Cercana” realizamos el Tianguis Popular “Por el Derecho a Nuestra Soberanía Alimentaria” en donde personas, colectivos, comunidades y organizaciones participamos en el intercambio y comercio justo de productos alimenticios (semillas, plantas, verduras, frutas, animales, etc.), artesanales, además de compartir saberes tradicionales de nuestros pueblos.

En el tianguis popular colocamos una mesa informativa con materiales diversos sobre nuestros derechos como mujeres, el derecho a la alimentación, la soberanía alimentaria y la propuesta de usufructo familiar; además el ambiente fue festivo ya que contamos con la generosa participación de poetas, músicos y las palabras de personas que se acercaron para compartir en el programa cultural que desarrollamos a un costado del tianguis que se ubicó en la plaza de la resistencia de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, con lo cual también ejercimos el Derecho a la libre expresión en los espacios públicos de la ciudad.

Con productos y alimentos que nacen de las manos, el corazón y el conocimiento de compañer@s del campo y la ciudad este tianguis ofreció una variedad importante que permitió intercambiar pero también ofrecer un trato y diálogo directo de los consumidores con l@s productor@s de manera cercana, permitiéndonos así conocer el contexto en el que viven, trabajan y la importancia del trabajo colectivo de las compañeras que también forman parte del Movimiento en Defensa de la Tierra, el Territorio y por la Participación y el Reconocimiento de las Mujeres en las Decisiones.

En la realización de este tianguis también pudimos compartir nuestras preocupaciones ante la violencia del sistema capitalista, neoliberal y patriarcal que profundiza el despojo de nuestros territorios e impulsa la desestructuración de la producción campesina en beneficio de corporaciones extractivistas y agroindustriales que están envenenando nuestra tierra, ríos, alimentos y por tanto nuestra salud.

En ese sentido denunciamos públicamente como la violencia contra la vida campesina ha colocado a las mujeres y hombres de las comunidades rurales en condiciones de aguda y creciente pobreza, obligándolos a vender o rentar sus tierras para migrar en busca de trabajo o para solventar necesidades básicas. Quienes permanecen en el campo se ven forzados, ante el desgaste de la tierra, a hacer uso de agroquímicos para el cultivo, pero lo que se produce no basta para la alimentación familiar.

La pérdida de soberanía alimentaria así como de las formas tradicionales del cultivo (milpa), conservación de semillas e intercambio de saberes y productos, son resultado de la dinámica capitalista, sin embargo nosotras y los colectivos de mujeres indígenas consideramos importante luchar por reconstruir y reivindicar el amor y cuidado a la madre tierra pero también impulsar las economías solidarias.

Por ello este tianguis tuvo por objeto reivindicar y ejercer nuestro derecho a la soberanía alimentaria como alternativa para la defensa del territorio y la vida digna.

Aquí una galería de fotos del Tianguis Popular: http://bit.ly/2sGylYW

002_tianguis_cdmch

El Frente Popular en Defensa del Soconusco 20 de junio cumple 2 años de resistencia a la minería

Acacoyagua, Chiapas, México
A 20 de junio del 2017

El Frente Popular en Defensa del Soconusco 20 de junio

cumplimos 2 años de resistencia a la minería

El Frente Popular en Defensa del Soconusco “20 de Junio” estamos en pie de lucha. Seguimos con el corazón bien puesto para defender nuestra tierra y el futuro de nuestras familias.

A dos años de habernos conformado, seguimos en resistencia. Vamos afrontando las terribles injusticias que cometen los gobernantes por apoyar a los empresarios mineros y a los magnates nacionales y extranjeros, quienes engrandecen sus fortunas millonarias a cambio de sacrificar vidas humanas, así como la flora y la fauna de nuestro territorio. Es nuestra maravillosa naturaleza, los ríos Cacaluta, Cintalapa y Doña María los que nos motivan a no permitir que la avaricia de los capitalistas y de los injustos y crueles gobernantes los destruyan.

El Frente Popular en Defensa del Soconusco 20 de Junio (FPDS) nacimos hace dos años. Somos una organización pequeña que lucha por el bien común de nuestros pueblos. El 20 de junio del 2015 es una fecha histórica para nosotros/as. Desde entonces salimos a la calles con los gritos: “¡No a la minería!”, “¡Vida sí, mina no!”, “¡Fuera la minería de nuestro territorio!”. Nuestras banderas son de paz y de justicia para exigir “municipios libres de minería”. Todas y todos somos mujeres y hombres de diferentes comunidades de los municipios de Escuintla y Acacoyagua, zona Costa de Chiapas, que salimos a trabajar por una “Declaratoria de Territorio Libre de Minería”.

Somos parte de la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA), que nos alienta a continuar nuestro trabajo para defender nuestro territorio, colabora a difundir a nivel nacional e internacional nuestras denuncias y las injusticias perpetradas por las empresas mineras y las autoridades locales. Estamos aprendiendo aún, gracias a la asesoría y al apoyo de las organizaciones Otros Mundos A.C./Amigos de la Tierra México y el Centro de Derechos Humanos “Digna Ochoa”. Con ellos vamos caminando y gritando con fuerza: “¡La lucha sigue y sigue!”. También agradecemos a las diferentes resistencias de los Altos, la Sierra, la Selva y la Frontera en Chiapas y los/as compas de otros estados de la república que se han solidarizado con nosotro/as y de los cuales vamos aprendiendo experiencias y diversas formas de resistir.

A dos años de nuestro nacimiento, somos testigos de cómo las autoridades ponen oídos sordos a las consecuencias de la extracción minera en nuestros municipios. Saltan acuerdos serios en mesas de trabajo, faltan a su responsabilidad de respetar nuestros derechos e incluso justifican con prepotencia los actos de las empresas o el negocio de la minería. Son indiferentes a nuestras enfermedades, niegan la contaminación del agua y la devastación ambiental, incentivan las amenazas de los mineros hacia la población, utilizan al Ejército y la policía y estatal para mostrar su posición ante nuestro derecho a participar y decidir por nuestras vidas. Prefieren poner candado a la puerta del municipio como símbolo de cierre al diálogo.

Sin embargo, nosotros/as vamos trabajando por nuestra organización, haciendo acuerdos comunitarios, trabajando consensos ejidales para protegernos y enfrentarnos juntos al demonio. Hemos tenido amenazas, hostigamiento, notas de periódicos que nos difaman, difusión de volantes denigrando a los/as integrantes del FPDS, todo con el afán de debilitarnos y dividirnos. Pero nuestro trabajo organizado no lo permitirá, porque nosotros trabajamos analizando los resultados de la actividad minera, nos vamos haciéndonos conscientes de que el modelo extractivo es dañino para la vida humana y la naturaleza. Vamos conociendo a las autoridades para no dejarnos engañar.

Hoy tenemos los proyectos mineros “Casas Viejas” y “El Bambú” suspendidos. La actividad minera ha reducido, pero queremos detener todas las concesiones de nuestro territorio, queremos cerrar todos los proyectos. Esta lucha es una lucha de David contra Goliat, pero la constancia, la perseverancia, la unión del pueblo, la concientización, la paz, el amor por nuestros hijos/as y la justicia serán baluartes que marcarán nuestra defensa.

Por nuestros dos años de lucha, celebramos exigiendo:

  • Que se atiendan nuestras enfermedades y se reconozcan los daños a la naturaleza provocados por la minería;
  • Que se protege nuestro derecho al agua: Queremos agua de calidad, sana y potable, queremos ríos limpios, para pescar, para disfrutar, que le den vida a nuestra naturaleza;
  • El cierre de los proyectos mineros y la cancelación de todas las concesiones mineras en la región: La minería no significa ningún tipo de desarrollo para nuestras comunidades.

¡Pueblo de Acacoyagua, Escuintla, comunidades ribereñas y costeñas, nos unimos a favor de la vida,

por nuestras siguientes generaciones y por la madre tierra!

¡NO a la Minería! ¡Si a la vida! ¡Vida para nuestra Madre Tierra!

¡Con licencia o sin licencia, no queremos minería!

Fuente original de la información vía Otros Mundos, AC: http://bit.ly/2sZHCOq

Denuncia del Frente Popular en Defensa del Soconusco 20 de Junio (FPDS)

EL PRESIDENTE MUNICIPAL DE ACACOYAGUA NOS CIERRA SUS PUERTAS,
A CAMBIO NOS RECIBEN POLICÍAS Y MILITARES

Boletín de prensa del Frente Popular en Defensa del Soconusco 20 de Junio (FPDS) Acacoyagua, Chiapas, México – A 8 de mayo 2017

Al llegar a la reunión a la que nos había citado el presidente municipal de Acaoyagua hoy lunes 8 de mayo, a las 12 de la tarde, nosotros integrantes del Frente Popular en Defensa del Soconusco 20 de Junio (FPDS) encontramos las puertas de la presidencia cerradas con cadenas y a unos diez policías vestidos de civil posicionados alrededor del parque y vigilándonos.

Poco después de la hora de la cita, mientras las puertas permanecían cerradas, llegó un camión de rutina del Ejército en el que andaban unos veinte militares. Tres de ellos bajaron del vehículo para resguardarlo. Uno de ellos se dirigió hacia la comandancia de la policía municipal visiblemente para pedir información sobre nosotros y nosotras. Nos tomaron fotos sin pedirnos permiso y sin hablarnos. Se retiraron después de que las valientes mujeres del FPDS les dijeran que no tenían por qué estar allí.

Denunciamos que esta intervención de la policía y del ejército constituye un acto de intimidación en contra del FPDS ya que nuestra presencia no la justificaba en términos de seguridad. Eramos alrededor de cincuenta personas, habitantes de la cabecera de Acacoyagua y de las comunidades Castañas, Jalapa, Los Amates, San Marcos y La Cadena, esperando calmamente que se abrieran las puertas para que una delegación del FPDS entrara a dialogar con el presidente municipal y su cabildo. Veníamos en son de paz, sin ninguna arma más que nuestra palabra y una manta que decía “No a la minería”.

Denunciamos que el presidente municipal de Acacoyagua, el Ing. Patricio Eli Matías Salas, no cumplió con su deber de realizar una reunión de cabildo abierto en la que todos los y las habitantes de Acacoyagua tenemos derecho a participar y pedir la palabra para dar a conocer nuestras demandas.

Queríamos expresar nuestra oposición a la actividad minera en el municipio y exigirle que respete la Declaratoria de territorio libre de minería que él mismo firmó en agosto 2016. Queríamos también plantearle que ni la Comisión nacional del Agua (CONAGUA) ni el sector salud han cumplido con su promesa de realizar estudios sobre la calidad del agua y la salud de los habitantes de Acaoyagua solicitados por el FPDS para investigar los impactos de la actividad minera.

Informamos al público en general que el presidente nos citó de nuevo el lunes 15 de mayo a las 3 de la tarde, por lo que le pedimos que esté al pendiente de la manera en la que seremos recibidos. Exigimos al presidente municipal que se presente junto con cabildo para que nuestro diálogo sea democrático y transparente.

Rechazamos rotundamente la presencia del ejército y de la policía en esa cita. La defensa del territorio ante la minería que estamos llevando desde el 2015 no nos hace criminales y ninguna de nuestras acciones justifica la intervención de las fuerzas de seguridad. Además, el gobierno debería gastar más dinero en proteger la salud de sus habitantes afectados por la minería que en reprimirlos.

¡Fuera las mineras de Acacoyagua!

¡Vida sí, Mina no!

FIRMA:

El FRENTE POPULAR EN DEFENSA DEL SOCONUSCO 20 DE JUNIO (FPDS)

SUSCRIBEN:

OTROS MUNDOS A.C./AMIGOS DE LA TIERRA MÉXICO
CENTRO DE DERECHOS HUMANOS DIGNA OCHOA A.C.
  RED MEXICANA DE AFECTADOS POR LA MINERÍA (REMA)

170508_foto acacoyagua

Pronunciamiento del II Foro en Defensa de la Madre Tierra y el Territorio

Hombres y mujeres de 20 comunidades y rancherías, de las regiones Santa Lucía y Amador, en la Selva Lacandona, nos reunimos 2 días para participar en el II Foro EN DEFENSA DE LA MADRE TIERRA Y EL TERRITORIO, realizado en el Ejido Santa Lucía, en el municipio de Ocosingo, Chiapas.

Comenzamos con una manifestación pública ante la comunidad, expresando en nuestras mantas y consignas el sentimiento y las demandas de los pueblos y comunidades de la región; en respeto a la Madre Tierra nos reunimos para orar ante el Altar Maya que prepararon nuestras autoridades tradicionales, comunitarias y religiosas; al inicio del Foro hicimos un recordatorio del General Emiliano Zapata en su aniversario luctuoso, quien ha inspirado la lucha de los pueblos por Tierra y Libertad; en ese marco nos unimos a otras expresiones de lucha en varios estados del país leyendo simultáneamente el pronunciamiento para el cierre de la Campaña Nacional en Defensa de la Madre Tierra y el Territorio.

Recibimos invitadas e invitados de otras regiones de Chiapas, como la Costa, el Valle de Ocosingo, Yajalón, Altamirano y otros 13 municipios coordinados en el MODEVITE; llegaron también representantes de pueblos originarios y organizaciones de otros estados de nuestro país, como Oaxaca, Veracruz, las compañeras y compañeros de Xochicuautla, del Estado de México, Yucatán y la Ciudad de México.

Otras expresiones de lucha como la del pueblo de Cherán, en Michoacán, no pudieron llegar por la violencia policíaco-militar desatada en las inmediaciones de su territorio, en los días previos al Foro, donde lamentablemente fallecieron 4 personas. Acciones represivas como ésta, comunes en la vida de las comunidades y pueblos en resistencia, nos indignan profundamente, urgiéndonos a unirnos más, por lo que mandamos desde este rincón de nuestro país el abrazo indignado y solidario a los pueblos hermanos del estado de Michoacán.

En el Foro compartimos y analizamos experiencias, procesos y estrategias de lucha donde participamos hombres y mujeres, ante las afectaciones socioambientales que estamos padeciendo por los proyectos de muerte que se implementan sin consentimiento ni permiso de los pueblos en nuestros territorios.

Sabemos que el gobierno ha otorgado concesiones para explorar y explotar los recursos que hay en nuestros territorios, sin tomarnos en cuenta, sin informarnos, sin consultarnos: la riqueza de nuestros bosques y nuestras aguas, de los saberes de nuestras comunidades, de nuestra cultura y tradiciones; la biodiversidad, el petróleo, los minerales y otras riquezas que hay en la región atraen a empresas capitalistas nacionales y trasnacionales, a la industria extractiva, que amenazan con llegar e instalarse en nuestras tierras, como lo han hecho ya en muchos otros lugares de nuestro país.

Viendo y reflexionando todo lo anterior, nos reunimos en grupos de trabajo para dar nuestra palabra por comunidades, acordando manifestarnos con el siguiente:

PRONUNCIAMIENTO

1. LAS COMUNIDADES DE ESTAS DOS REGIONES ESTAMOS DECIDIDAS A CONTINUAR Y RENOVAR NUESTRA LUCHA, NUESTRA ORGANIZACIÓN, NUESTRA COMUNALIDAD, CON LA PARTICIPACIÓN IGUALITARIA DE HOMBRES, MUJERES Y JÓVENES, PARA LA DEFENSA DE LA VIDA, DE LA MADRE TIERRA Y DE NUESTRO TERRITORIO.

2. ACORDAMOS FORTALECER LA UNIDAD Y LAS ARTICULACIONES PARA ESTE PROCESO INVITANDO A MÁS COMUNIDADES, ORGANIZACIONES SOCIALES Y CIVILES Y A LAS DIVERSAS EXPRESIONES DEL MOVIMIENTO SOCIAL INDEPENDIENTE, NO PARTIDISTA, DE DIFERENTES REGIONES DE CHIAPAS Y DISTINTOS ESTADOS DEL PAÍS.

3. LAS TRANSFORMACIONES QUE NECESITAMOS VENDRÁN DESDE LA COMUNIDAD, NO DEL MAL GOBIERNO, NI DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS, MUCHO MENOS DE LAS EMPRESAS NACIONALES O DE OTROS PAÍSES. NECESITAMOS FORTALECERNOS INTERNAMENTE CON LOS CONOCIMIENTOS Y SABERES DE HOMBRES Y MUJERES DE LA COMUNIDAD.

4. PODEMOS Y DEBEMOS GOBERNARNOS POR NOSOTROS MISMOS, RESPETANDO NUESTRAS DIFERENCIAS, LA DIVERSIDAD QUE SOMOS, CON PARTICIPACION EQUITATIVA, IGUALITARIA DE HOMBRES Y MUJERES, RESPETANDO NUESTRAS COSTUMBRES Y TRADICIONES. PODEMOS CONSTRUIR GOBIERNOS COMUNITARIOS.

5. ACORDAMOS NO ACEPTAR: LA PRESENCIA DE LA GENDARMERÍA AMBIENTAL EN NUESTROS TERRITORIOS, NI LA PRESENCIA DE EMPRESAS QUE VENGAN A LLEVAR NUESTRAS RIQUEZAS; NO PERMITIREMOS DESALOJOS, NI NINGÚN PROYECTO IMPUESTO AJENO AL INTERÉS Y DECISIÓN DE LAS COMUNIDADES.

6. SÍ A LA VIDA, SÍ A LA ORGANIZACIÓN DE LOS PUEBLOS, AL AUTOGOBIERNO Y A LA PARTICIPACIÓN IGUALITARIA DE HOMBRES Y MUJERES.

7. CONVOCAREMOS A UN PRÓXIMO FORO REGIONAL CUYA FECHA Y SEDE SERÁ DEFINIDO POR LOS COORDINADORES DE ESTE FORO.

Comunidad de Santa Lucía, Municipio de Ocosingo, Chiapas, México
11 de abril de 2017

Descarga aquí el pronunciamiento del Foro

CDHMujeres

Foto: Cortesía de Serapaz

Comunicado del Frente Popular en Defensa del Soconusco (FPDS)

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México,
A 10 de abril 2017

Denunciamos el contubernio del gobierno de Chiapas
con las empresas mineras en el Soconusco

▪    La empresa minera el Puntal S.A. de C.V. hostiga, amenaza y bloquea a los ejidos que denuncian la actividad minera;
▪    El gobierno de Chiapas omite las denuncias de la población, simula atención al conflicto y apoya a las empresas mineras.

En febrero de este año, el Frente Popular en Defensa del Soconusco 20 de Junio (FPDS) comunicamos nuestra decisión de suspender las mesas de trabajo establecidas con el gobierno de Chiapas por incumplimiento de acuerdos, así como los hechos que nos demostraron su complicidad con la empresa El Puntal S.A de C.V. para crear división comunitaria en los ejidos y deslegitimar nuestra lucha.

Hoy, alzamos la voz y llamamos a los medios de comunicación, organizaciones y colectivos para denunciar que las amenazas y hostigamiento por parte de la empresa minera El Puntal S.A de C.V. se elevan con la protección de la policía estatal y que las instancias de Salud y Medio Ambiente del gobierno de Chiapas cierran el trabajo de investigación que les correspondería realizar para atender los casos de afectación a la salud, niegan todo tipo de contaminación o alteración al medio ambiente, justifican los permisos autorizados a las empresas y desvían responsabilidades entre diferentes instancias para no asumirlas.

Lo que afirman las instancias de Salud y Medio Ambiente, y lo que les contestamos:

a) El Dr. José Esaú Guzmán Morales, Jefe de Jurisdicción Sanitaria No.7 afirma no encontrar casos sospechosos de salud o indicios de algún problema en el agua por la minera en el ejido Libertad, tampoco acepta aumento en la mortalidad en Acacoyagua (Oficio no. JST/ST/005/2147/2017).

>> Contestamos: Las conclusiones que elabora el Dr. José Esaú Guzmán Morales son a base de una brigada de visita al ejido Libertad que realizó una campaña de limpieza de manos, en una sola visita de 3 horas el 6 de octubre del 2016, sin presentar perfil profesional del personal, protocolo de investigación epidemiológica y estudios del agua que comprueben que la comunidad no se encuentra expuesta a ningún tipo de contaminación.

b) Amado Ríos Valdez, Delegado en Chiapas de la Secretaría del Medio Ambiente (SEMARNAT) detalla que los permisos para la explotación y exploración para la empresa El Puntal S.A de C.V. fueron otorgados porque la ilmenita (la roca de donde se extrae el titanio) es extraída en bruto y se llevará a otro lugar para la separación de minerales (oficio Núm. 127DFSMARNT/15S.114.3/626/2017). Expone que el titanio no es contaminante e incluso que el dióxido de titanio se utiliza en varios productos.

>> Contestamos: – El proyecto “Casas Viejas” es solo uno de cinco proyectos establecidos desde el 2012 en Acacoyagua y Escuintla que se encuentran en el área de amortiguamiento de la Reserva de la Biósfera de El Triunfo y en un área de una de las fallas tectónicas más importantes de México: la falla de Matagua (de la que ya se han extraído 49,000 toneladas de titanio, según reporte de la empresa Male S.A de C.V.).

– Además, la SEMARNAT no contempla los impactos acumulativos de todos los proyectos para la Reserva de la Biósfera La Encrucijada (ubicada río debajo de los ríos Cacaluta y Cintalapa): deforestación, riesgo para la biodiversidad que mantiene el ecosistema, daño a los mantos acuíferos por los barrenos, entre otros. Además, aunque afirma que no ha otorgado permisos en área de reserva natural si los ha otorgado para 17 concesiones más.

c) La PROFEPA, por su parte, junto con la delegación de la SEMARNAT, asegura que no realiza ninguna inspección porque la mina “Casas Viejas” apenas se encuentra en fase de exploración.

>> Contestamos: La población ha comprobado la extracción del mineral y dos carreteras clandestinas para transportar el material. La PROFEPA y la SEMARNAT no presentaron los reportes semestrales de atención a medidas de mitigación para la supuesta fase de exploración.

Por todo lo anterior, denunciamos que el gobierno de Chiapas no cumplió con los compromisos que tomó en el marco de las mesas de trabajo y simuló atender el conflicto minero y las violaciones a derechos humanos que sufrimos en la región a causa de la actividad minera.

Expresamos nuestra preocupación por el avance de las amenazas y hostigamiento hacia los campamentos y a los integrantes del FPDS:

– El bloqueo de la empresa  El Puntal S.A. de C.V. al paso para la administración del agua potable en el ejido de La Cadena, en el lote “El Encuentro”;
– Hostigamiento a los y las integrantes del FPDS por parte de elementos la Policía Estatal el 8 de abril en el campamento “José Luciano” ubicado en La Cadena;
– Notas en periódicos y en la radio donde se asegura que los/as integrantes del FPDS son grupos de choque, amenazan a la población y extorsionan a la población para dar paso en los campamentos.

Exigimos:

1.    La Suspensión definitiva de la actividad minera en la región, así como realice la vigilancia correspondiente por parte de las Autoridades ambientales;
2.    El cese al hostigamiento y amenazas al FPDS. Alertamos sobre el incremento de las amenazas y protección del gobierno hacia las mineras.
3.    La cancelación definitiva de los permisos y concesiones.

FRENTE POPULAR EN DEFENSA DEL SOCONUSCO 20 DE JUNIO (FPDS)
RED MEXICANA DE AFECTADOS POR LA MINERÍA (REMA)

Descarga el boletín del FPDS en PDF aquí

Vídeo de la conferencia de prensa, vía Otros Mundos, AC

conf fpds2

Foto: cortesía de Otros Mundos, AC

Carta Abierta al Presidente de Guatemala

Estado Feminicida en “Hogar Seguro”

Carta abierta al Gobierno de Guatemala

Señor  Presidente, Jimmy Morales Cabrera:

Quienes suscribimos la presente, mujeres y hombres Defensores de Derechos Humanos, expresamos al Pueblo de Guatemala nuestras condolencias por los graves acontecimientos ocurridos el pasado 8 de marzo en el Hogar Seguro “Virgen de la Asunción”, ubicado en el Municipio de San José Pinula, Departamento de Guatemala.

Desde recién sucedidos los trágicos hechos hemos estado recibiendo información a través de personas, organizaciones y comunidades de Guatemala sobre la negligente actuación de las autoridades a su cargo que han incumplido con las obligaciones derivadas de las Leyes nacionales y el Derecho Internacional.

Una de estas graves omisiones fue no atender de manera diligente la sentencia del Juzgado Sexto de Niñez y Adolescencia del Área Metropolitana que, en Diciembre del año pasado, condenó al Estado de Guatemala por graves violaciones a derechos humanos, mismas que distintas dependencias estatales documentaron, haciendo visible y denunciando las precarias condiciones del albergue, malos tratos, abuso sexual, actos de tortura, privación de la libertad, así como la probable operación de una red de trata de personas que explotaba a niñas y jóvenes menores de edad en complicidad con funcionarios a cargo del Hogar Seguro.

El acto de protesta que las menores de edad iniciaron el día 7 de marzo al interior del Hogar, fue tan solo una de las expresiones desesperadas para romper el miedo ante la muerte progresiva y silenciada que la impunidad del Estado lapidó sobre las pequeñas voces de quienes personifican un país que sobrevive a la violencia estructural, impunidad e injusticia, la huella del genocidio, descomposición social, la nula reparación del daño, el desprecio y discriminación de sus gobernantes sumado al fracaso de las políticas públicas de atención integral, un maltrecho proceso de construcción de paz y el intento de una nación democrática.

En ese sentido, Señor Presidente, nos hiere, indigna y llena de rabia la muerte de, hasta el día de hoy, 43 niñas y jóvenes, las más de 20 que sobreviven con graves quemaduras que se debaten entre la vida y la muerte y la situación de centenas de menores en los centros de internamiento en el país que presentan condiciones similares a las denunciadas por las víctimas. Nos horroriza que, conociendo las denuncias realizadas varios años atrás, no se hayan tomado las medidas necesarias para deslindar y sancionar responsabilidades, incluyendo la parte que le toca a Usted. Hoy, Guatemala nuevamente ocupa las esquelas fúnebres de Latinoamérica y se consigna en la memoria abierta ¡Fue el Estado!

Acusamos la falta de una respuesta oportuna por parte del Estado guatemalteco ante la solicitud de información que realizó el pasado 31 de enero la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre el albergue Virgen de La Asunción, por lo cual las autoridades incumplieron con su responsabilidad internacional de salvaguardar y proteger los derechos humanos de las niñas y jóvenes del albergue.

Frente a este contexto de dolor e impunidad le instamos a que su actuar y decisiones favorezcan un proceso de Verdad y Justicia para las víctimas, sobrevivientes, familiares, y todo el pueblo de Guatemala. Señor Presidente en sus manos está la responsabilidad de hacer valer el postulado ¡Guatemala, Nunca Más!.

No más violencia contra las Mujeres”

Ni una menos”

 16 de marzo de 2017, Continente Americano.

Firma la petición en línea aqui:

https://www.change.org/p/jimmy-morales-carta-abierta-al-presidente-de-guatemala?recruiter=696934694&utm_source=share_petition&utm_medium=copylink

Para ver el listado completo de firmas descargue el documento aquí

Carta traducida al ingles

photo_2017-03-14_22-39-01

Pronunciamiento del Movimiento de Mujeres, Pueblos y Organizaciones en Defensa del Territorio (Marzo 2017)

San Cristóbal de las Casas, Chiapas, 8 de marzo de 2017

 

PRONUNCIAMIENTO

 

Cuarta Asamblea del Movimiento en Defensa de la Tierra, el Territorio y por la Participación y el Reconocimiento de las mujeres en la toma de decisiones.

Los días 6 y 7 de marzo, nosotras, mujeres y hombres, indígenas, campesinos, campesinas y urbanas, de diversas comunidades, ejidos, colectivos, organizaciones de base, ciudades y países nos reunimos para reflexionar y debatir sobre las problemáticas que provocan los proyectos neoextractivistas que  afectan nuestras tierras, ríos, lagos, montañas y nuestra salud con enfermedades mortales cuyos tratamientos se vuelven inaccesibles.

Con testimonios de las compañeras de zona norte, del Frente Popular en Defensa del Soconusco “20 de Junio”, del Movimiento de Pueblos Originarios en Resistencia de Tecpatán y de otros lugares de Chiapas, volvimos a constatar cómo los proyectos extractivistas generan divisiones y violencia en las comunidades. Nos dividen a través de engaños al decir que habrá más trabajo, que habrá más inversión en proyectos comunitarios y cuando protestamos el gobierno y las empresas nos reprimen, amenazan, encarcelan. Es la forma en que el Estado y el sistema de muerte muestra sus diferentes rostros en su guerra de exterminio contra los pueblos, hombres y sobre todo contra las mujeres.

Los proyectos neoextractivistas no son el único problema en nuestras tierras y territorios, la violencia feminicida también nos afecta y no queremos seguir viviendo esta situación injusta.

El neoextractivismo, la devastación ambiental, la violencia feminicida y los feminicidios son parte de los rostros de este sistema de muerte. Por eso vemos que la lucha contra la hidra capitalista debe ser de todas y todos, los del campo y los de la ciudad, de manera articulada.

Nosotras las mujeres exigimos se nos reconozca, respete y tome en cuenta nuestra palabra y decisiones en todos los espacios de participación: familia, comunidad, estado, organización.

Por ello denunciamos:

  • El incesante incremento de feminicidios y violencia hacia las mujeres, en el campo y la ciudad, que no se castiga, provocando impunidad y la naturalización de la violencia feminicida.
  • El despojo que impulsa el mal gobierno en territorio de los pueblos, el agua, bosque, selva, manglares, humedales, ocasionando la muerte de cientos de especies vegetales y animales, incluyendo al ser humano.
  • La represión a la manifestación organizada de pueblos, comunidades y organizaciones que luchan por defender la tierra y el territorio frente a proyectos extractivistas de muerte. Ejemplo de esto son las órdenes de aprensión contras pobladores de Pijijiapan y Tecpatán, así como el hostigamiento hacia compañeras y compañeros del Soconusco, la Sierra y otras regiones de Chiapas.
  • El injusto encarcelamiento de luchadoras sociales como Silvia Juárez Juárez, presidenta de la Asamblea de Padres de Familia de Tecpatán, acusada de motín, daños y secuestro. Medida implementada por el mal gobierno para reprimir la defensa del territorio zoque frente a la exploración de pozos de hidrocarburo.
  • La violencia paramilitar que asola a las comunidades de los Chimalapas, Oaxaca, derivada de la intención del Estado por apropiarse de los bienes naturales que se localizan en esa selva.
  • La violencia que genera el mal gobierno con sus partidos políticos que ha llevado a la confrontación y muerte de hombres y mujeres en el municipio de Chenalho, Chiapas.
  • A las autoridades de los tres niveles de gobierno que venden nuestro territorio a las transnacionales sin importarles la vida de las mujeres, nuestras familias y la madre tierra.

Ante esta situación la Asamblea del Movimiento en Defensa del Territorio después de un análisis profundo de los problemas de las comunidades, pueblos, mujeres, hombres, niños, niñas, ancianas y ancianos, así como de las propuestas para hacer frente a este sistema de muerte, acordamos dar a saber a todas y todos los siguientes resolutivos:

  • Confirmamos nuestro compromiso de seguir organizadas e impulsando el Movimiento en Defensa de la Tierra, el Territorio y por el derecho de las mujeres a decidir.
  • Nos sumamos a la propuesta del Congreso Nacional Indígena (CNI) de conformar un Consejo Indígena de Gobierno y celebramos que sea una mujer indígena la vocera de los pueblos. Consideramos que su propuesta es justa y responde a la necesidad de construir otro mundo posible, de igualdad para todos y todas.
  • Acordamos compartir en nuestras familias, comunidades, pueblos, organizaciones y en el CNI los principios de la tenencia colectiva familiar porque consideramos que de esa manera fortalecemos la defensa de nuestras tierras y territorios; la de las mujeres, las jóvenes, los jóvenes, las niñas y los niños, en todos los espacios de decisión, en el espacio público donde se discute la vida de una comunidad; y que podamos participar en los cargos de representación ejidal y comunal. Reflexionamos sobre la importancia de reconocer y respetar la diversidad de familias y formas de vivir, porque no todo pasa por el matrimonio.
  • Las mujeres, nuestras familias y comunidades tenemos derecho a la vida, a respirar aire limpio, a tener ríos y aguas no contaminadas, a no vivir violencia de cualquier tipo. A que respetemos que la tierra no se vende, se ama, se cuida y se defiende.
  • Reconocemos que nuestros cuerpos son el primer territorio a defender y nuestro primer espacio de decisión.
  • La Asamblea se solidariza con las luchas de otras mujeres y sus pueblos que se encuentran organizadas en la defensa de la vida, la tierra, y el territorio.
  • Condenamos los actos de represión y criminalización hacia las mujeres y pueblos que resistimos desde la digna rabia.
  • Reprobamos la violencia machista hacia las mujeres, las niñas, las ancianas y exigimos castigo a los responsables. Violencia que se reproduce en los sistemas de salud, educación y en todo el

Saludamos:

 

  • A todas las mujeres que se organizan y movilizan contras todas las formas de violencia hacia las mujeres y los pueblos.
  • A las compañeras del EZLN, las mujeres de los Pueblos del CNI y adherentes a La Sexta.
  • A las mujeres de Acteal, de la CODIMUJ, del MODEVITE y otras más que en sus comunidades están protestando contra la violencia hacia las mujeres.
  • A las compañeras que han salido a las calles o que en sus espacios de acción se suman al llamado del Paro Internacional de Mujeres en protesta por la violencia feminicida.

¡Sin la participación de la mujer, no hay organización!

¡Sin oro podemos vivir, pero sin agua no!

¡No más violencia contra las mujeres!

¡Sí a la vida, no a la mina!

¡Presas políticas libertad!

¡Si somos raíces de la vida, podemos ser raíz de la lucha por la tierra y el territorio!

¡No queremos flores, exigimos derechos y respeto a nuestros cuerpos¡

Descarga el pronunciamiento en PDF aquí

SONY DSC

170308_paro8m_cdmch_web

Nota de prensa 001 de la Red de Comunicadoras K’asesel K’op

Nota de prensa 001

San Cristóbal de las Casas, 6 de marzo 2017. Red Kasesel K’op. El día de hoy dio inicio la Cuarta Asamblea del Movimiento en defensa de la tierra y el territorio y por la participación y el reconocimiento de las mujeres en la toma de decisiones. Las participantes, en su mayoría mujeres, llegaron de cinco regiones de Chiapas, y de tres países. Son integrantes y representan a diversos colectivos, organizaciones de base, organizaciones sociales, comunidades, y centro de estudios e investigación.

Luego de la presentación de participantes, se dio paso a los testimonios sobre los efectos de proyectos neoextractivistas en Chiapas. La primera en participar fue Ana Silvia Gómez Gómez, del Centro de Lengua y Cultura Zoque en Tecpatán, Chiapas. Ella denunció la represión a la protesta de pobladores de Tecpatán, quienes se han manifestado en torno a la licitación de dos polígonos de extracción de hidrocarburos, enclavados en tierras ejidales, los cuales se pretende concesionar a empresas canadienses y/o chinas. El resultado de la represión es de 30 órdenes de aprensión contra integrantes del Movimiento en defensa del territorio zoque, así como la detención de Silvia Juárez Juárez, presidenta de la asamblea de padres de familia de Tecpatán, detenida desde el 21 de febrero del presente año. Silvia Juárez Juárez está acusada por motín, daños y secuestro relacionados con el incendio de la presidencia municipal de Tecpatán realizado el 13 de febrero, cuando ella no se encontraba en la población. Así, el Movimiento zoque denuncia que esta detención es una maniobra represiva por la movilización organizada de las y los pobladores de Tecpatán.

Lupita, a nombre del Centro de Derechos Humanos “Digna Ochoa”, de Tonalá, Chiapas, explicó el proceso de acompañamiento que realizan a habitantes de Pijijiapan, Chiapas. Explicaron que después de diez años de graves problemas de salud por la contaminación con metales pesados en el río, resultado de las actividades mineras en esa población, las y los habitantes bloquean tales trabajos. En las mesas de diálogo entre autoridades municipales, representantes de mineras y pobladores, los primeros dos negaron los daños ambientales, incluso a través de estudios de impacto ambiental. Ante esta respuesta, la población de Pijijiapan continúa su lucha. La reacción han sido las 10-12 órdenes de aprensión en contra de send@s pobladores. No obstante las órdenes, l@s habitantes organizad@s han tomado la decisión de no aceptar más proyectos extractivistas, y a través de la movilización política lograron convencer al presidente municipal para que en la siguiente reunión del cabildo se declare a Pijijiapan como un territorio libre de proyectos extractivistas, como minas e hidroeléctricas.

El Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, en voz de Flor, explicó de forma más panorámica cómo los proyectos extractivistas afectan a las comunidades y ejidos dividiéndolos, por un lado, y por el otro reprimiendo a quienes se manifiesten contrarios a estos proyectos. Este tipo de problemas afecta de manera diferenciada a las mujeres, pero no por eso sólo nosotras debemos organizarnos y luchar, sino que es necesario que se haga entre mujeres y hombres, adultos, jóvenes y niñ@s. Flor explicó algunos de los problemas presentes en la zona norte (Tumbalá, Chilón, Bachajón, Yajalón, y Tenosique), específicamente la problemática relacionada con el agua. Un ejemplo serían las represas, como la de Bajatzen o Las Cataratas. Otro ejemplo sería el FANAR, a través del cual se privatizan las tierras para así fragmentar territorios, y poder más fácilmente vender y comprar predios donde se pueda explotar el agua.

La segunda actividad de la mañana consistió en un análisis político del contexto. Mauricio Arellano Nucamendi, del Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica (CESMECA), se encargó de coordinar esta actividad, en la cual enfatizó que los proyectos neoextractivistas acarrean problemas ambientales, de fragmentación comunitaria y de extrema violencia contra defensor@s ambientales. Sin embargo, expuso, este no es el único problema, ya que la violencia feminicida es otro de los problemas que aquejan a Chiapas, México a toda Latinoamérica. Por estas razones, la defensa de la tierra y el territorio pasa por exigir que se termine la violencia de género y feminicida. Para que esto sea posible, es vital que las mujeres tengamos espacios para exponer nuestras palabras y sentires, y que sean respetados y considerados en la toma de decisiones colectivas.

La tercera actividad de la Asamblea giró en torno a la socialización de una propuesta de tenencia familiar de la tierra. Para esto se comenzó con un análisis de los discursos del gobierno y de comunidades para re-conocer y entender sus posturas políticas, así, se reflexionó que mientras el gobierno busca la privatización de la tierra, las comunidades buscan y funcionan a partir de la propiedad social. En ese mismo sentido, los tipos de propiedad se relacionaron con tipos de participación: sólo hombres o mujeres y hombres. Esto es posible, según algunas participantes, porque, aun cuando hay excepciones, son los hombres quienes toman las decisiones en las comunidades y ejidos. Lo anterior se da porque, por un lado oficialmente ellos son los dueños de las tierras, y las mujeres son consideradas sólo como un apoyo en la casa; y por el otro, las mujeres no estamos acostumbradas a participar, incluso creemos que no nos toca hacerlo. Conforme participaban las mujeres, la discusión se fue complejizando, y se vio que la participación de las mujeres no es un asunto en blanco o negro, pues aun cuando las mujeres tengan títulos que las acrediten como ejidatarias, eso no garantiza que su palabra sea tomada en cuenta.

Otro punto de discusión fue la noción de familia, ya que cada vez más esta institución se transforma para dar paso a situaciones de mujeres viudas, separadas, divorciadas, o solteras, con o sin hijos, quienes quedarían marginadas si la noción de familia pasa por el matrimonio.

Por la tarde, los puntos esbozados en la plenaria anterior se discutieron a profundidad en grupos de trabajo organizados por regiones. El grupo Altos de Chiapas acordó que las ventajas de la tenencia familiar es que la tierra no es sólo de los hombres, sino de la familia. En este sentido, se puede fortalecer tanto la organización y lucha, como el gozo de los bienes naturales de forma colectiva. Además de que al abrir la puerta a la participación de las mujeres en la vida política de las asambleas, eso enriquecerá a la organización misma de las comunidades y ejidos.

El grupo de la zona Oriente reconoce que esta propuesta es el inicio de la revalorización de las mujeres por sí mismas, antes otras personas. Y al mismo tiempo permite re-conocer una participación que las mujeres ya realizan actualmente, pero está invisibilizada. Por ello mismo, es un compromiso de lucha, de una lucha que es difícil, y aún así “es lo que nos queda”, pues incluso es una forma de defender la vida comunitaria, la cual también implica estar atentas a que las autoridades cumplan su función y no se vendan. Por último, este grupo discutió que la propuesta les llevó a reflexionar sobre la necesidad de dejar de considerar a la tierra como una propiedad. La tarea que se propusieron es la de regar la palabra para que este Movimiento crezca y seamos más quienes defendamos a la tierra, al territorio y a los derechos de las mujeres para participar y decidir colectivamente.

El grupo de la zona Norte reflexionó sobre cómo la propuesta de tenencia familiar impulsa la participación de las mujeres, a partir de nutrir la propia dignidad; refuerza la organización interna como pueblos indígenas, además de abrir el espacio de trabajo con semillas nativas y en torno a los cuidados a la tierra en la forma de producir. También reconocieron que esta propuesta lucha contra las reformas estructurales y defiende la vida digna.

El grupo de San Cristóbal de las Casas discutió la noción de familia, la cual se basa en roles estáticos para hombres y mujeres, siendo que las mujeres quedan en los estratos más bajos de una jerarquía social, y quedan ancladas a la reproducción biológica. Así, la discusión profundizó cómo la familia debería reconocer a diversos tipos de familia, y no sólo aquella conformada por un hombre, una mujer e hij@s. El énfasis tendría que estar puesto en la dinámica de colectividad, y por ello mismo se habla de defender al territorio. Este grupo explicó que una de las cuestiones a cuidar es que la tenencia se debe inscribir en el esquema social y no en el privado, para así no reforzar al individualismo del sistema capitalista. Por último, explicaron que la propuesta implica luchar simultáneamente por transformar las relaciones sociales y por internalizar nuestra autodeterminación, que pasa por la mente y el corazón. Así, se reconocía a esta propuesta como una apuesta de construir otros mundo, y por ello es necesario buscar quienes compartan esta mirada.

El grupo de hombres compartió que sus reflexiones pasaron por reconocer que la tenencia familiar reconoce que los hombres son pueden solitos, sino que se tienen que unir familias, comunidades, regiones y en eso reconocer el valor, la participación, y la experiencia de las mujeres para dar su palabra. Sobre todo es una oportunidad para cambiar la forma como se relacionan los hombre con las mujeres, así como los mensajes que estos transmiten a sus hijos.

El cierre del primer día de Asamblea concluyó con el recordatorio de que la lucha en defensa de la tierra y del territorio va de la mano con la lucha por una vida libre de todo tipo de violencias contra las mujeres, y es por eso que la participación plena de nosotras es vital.

Descarga la nota de prensa en PDF aquí

-.-

asmablea_cdmch

Comunicado del Frente Popular en Defensa del Soconusco 20 de Junio (FPDS)

frente_soconusco

Comunicado del Frente Popular en Defensa del Soconusco 20 de Junio (FPDS) – Acacoyagua, Chiapas, a 16 de febrero del 2017

A 143 días de campamento, el FPDS salimos de las mesas de trabajo con el gobierno por ignorar nuestras exigencias

  • El Frente Popular en Defensa del Soconusco 20 de Junio (FPDS) llevamos 143 días y nos mantenemos en campamento en Acacoyagua para exigir el cierre de la mina “Casas Viejas” de la empresa El Puntal S.A. de C.V. así como la cancelación de las 13 concesiones mineras que existen en el municipio.
  • El FPDS decidimos suspender las mesas de trabajo que iniciamos en octubre con el gobierno de Chiapas con el objetivo de investigar la legalidad de los proyectos mineros, por no cumplirse con los acuerdos establecidos durante el proceso.
  • Denunciamos los conflictos comunitarios causados por la protección del gobierno a la minera del El Puntal S.A. de C.V.

El FPDS llevamos 143 días manteniendo dos campamentos en Acacoyagua en la entrada de la mina de titanio “Casas Viejas” de la empresa El Puntal S.A. de C.V., ubicada entre las comunidades Magnolia, Los Cacaos y Satélite Morelia. Emprendimos esta acción el 26 de septiembre del 2016 al ver que el presidente municipal de Acacoyagua, el Ing. Patricio Eli Matias, no estaba cumpliendo con la Declaratoria de Municipio Libre de Minería que él mismo había firmado en agosto del 2015. Este documento lo comprometía a revocar la licencia de “Casas Viejas” y de los otros 2 proyectos mineros en actividad en el municipio, además de no otorgar licencia a las 10 concesiones mineras restantes en Acocayagua.

Anunciamos que decidimos suspender las mesas de trabajo iniciadas con el gobierno de Chiapas en octubre del 2016 en paralelo de nuestro bloqueo. Como ya lo habíamos informado, pocos días después de instalar nuestros campamentos, los representantes de la Subsecretaria de Gobierno Región X Soconusco de Chiapas nos convocaron a dichas mesas de trabajos, a las cuales aceptamos participar como FPDS ya que habíamos acordado esos tres objetivos que no fueron respetados:

  1. Abrir un espacio de trabajo multidisciplinario para la revisión técnica y legal del proyecto “Casas Viejas” y para tomar las medidas necesarias ante los daños a la salud y al medio ambiente causados por el proyecto en Acacoyagua y en las reservas naturales de El Triunfo y La Encrucijada;
  2. Solicitar estudios para la atención a la salud y a la contaminación de los ríos de Acacoyagua;
  3. Realizar un protocolo de investigación de los impactos a la salud por la minería coordinado por especialistas y académicos con el fin de atender los casos de muertes por cáncer y enfermedades en la piel en Acacoyagua.

Desde el inicio de las mesas, el Prof. Lugardo López, Subsecretario de Gobierno Región X Soconusco de Chiapas, y el Lic. Ramón Miranda, Delegado de Gobierno, pretendieron convocar a los representantes de las empresas. Desde entonces expresamos nuestra oposición a sentarnos en un mismo espacio de trabajo por lo siguiente: el papel de las instituciones de gobierno es actuar a favor de los derechos de los/as habitantes ante su violación; no debe ser el promover técnicas de disuasión para el beneficio de las empresas, ni de encontrar soluciones que permitan  a la minera evadir sus responsabilidades.

Desde el inicio, advertimos al gobierno que la empresa El Puntal S.A. de C.V. lleva varios años intentando generar división comunitaria en los ejidos de Acacoyagua; le informamos también sobre los procesos de criminalización y las amenazas que sufren los integrantes del FPDS desde el 2015. Al pretender abrir un diálogo con la minera,  el gobierno ignoró nuestras advertencias y sabía entonces que eso significaba aumentar los conflictos en las comunidades, aumentar el nivel de riesgo en el que viven los integrantes y no reconocer que la actividad minera causa afectaciones en diferentes niveles.

Avanzando el proceso de las mesas de trabajo, el Subsecretario impuso la atención en mesas de trabajo y la presencia en ellas de los ejidatarios de Los Cacaos a favor de la minería y de los transportistas que trabajan para la empresa El Puntal S.A. de C.V. Su pretexto: tenía “la obligación de atender a todas las partes” y “debía aceptar las demandas de la población a favor de la minería”. Este juego político tuvo tres graves consecuencias:

– Los grupos a favor de la minería, subsidiados por la empresa, pagaron a ejidatarios y avecindados de Los Cacaos $250.00, más comida y pasaje, para asistir a una mesa de trabajo con la subsecretaría y solicitar al gobierno de Chiapas actúe contra el FPDS;

– La empresa organiza a los ejidatarios de Los Cacaos para mentir a la población divulgando que el FPDS les solicitamos estudios de sangre para comprobar los impactos a la salud de la explotación de Titanio, más una cuota de $600.00 para demostrar que la minera ha causado daños a la salud;

– El Delegado de Gobierno nos envió un oficio número SGG/SGRS/DGE/001/2017 el 31 de enero del 2016 para informarnos del rechazo de los ejidatarios a favor de la minería de someterse a los estudios de sangre que el FPDS supuestamente solicitamos y para pedirnos que nosotros propongamos en 48 horas la relación de personas para realizar dichos estudios. En este oficio, el Delegado ignoró totalmente el acuerdo de la reunión del 5 de diciembre donde ambas partes nos comprometimos a coordinar a partir del 7 de febrero un protocolo de investigación con expertos y una estrategia comunitaria para atender problemas a la salud por la minería.

EN RESPUESTA A ESO, DECLARAMOS QUE:

  1. El FPDS no participaremos en espacios de trabajo con el gobierno de Chiapas que fomenten la división comunitaria y la difamación de nuestro movimiento y de nuestros integrantes. Por ello no acudimos a la mesa de trabajo del 7 de febrero del 2017.
  1. No nos prestaremos a juegos políticos que dilaten la atención de nuestras demandas por la violación de nuestros derechospor parte de las empresas mineras y por parte de las instituciones de gobierno, como la SEMARNAT, que a través de su política ambiental permiten la exploración, explotación y contaminación de nuestros bienes naturales, del agua y la tierra.
  1. Seguiremos exigiendo las demandas de la población: un municipio libre de minería, de represas y de proyectos de geotermia; un territorio con ríos y tierra libres, sanos, donde podamos sembrar y producir; un territorio con familias sin enfermedades, sin conflictos, sin compra de conciencias y donde desde la organización y la autodeterminación de los pueblos se decida el proyecto de desarrollo y de vida.

 ¡VIDAS SÍ! ¡MINAS NO!

FRENTE POPULAR EN DEFENSA DEL SOCONUSCO 20 DE JUNIO (FPDS)

CONTACTO PARA LA PRENSA: LUÍS VILLATORO, INTEGRANTE DEL FPDS – 918 117 33 26

Descarga el comunicado del FPDS en PDF aquí

Boletín de prensa del CDMCH en solidaridad

Habitantes del Soconusco, Chiapas, se organizan para detener la minería

Un video de Otros Mundos A.C. / Amigos de la Tierra México / Red Mexicana de Afectad@s por la Minería (REMA)

om_ac

Centenario de exclusión del derecho a la tenencia de la tierra para las mujeres

Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, AC (CDMCH)
San Cristóbal de las Casas, Chiapas a 14 de febrero de 2017
Boletín de prensa No. 003

Centenario de exclusión del derecho a la tenencia de la tierra para las mujeres

• Exclusión histórica de las mujeres a la tenencia familiar de la tierra para la defensa del territorio como propiedad social

La exclusión de las mujeres de la tenencia de la tierra es histórica, basada en la división sexual del trabajo, y reproducida social, cultural y jurídicamente. Esto último, en el Estado Liberal ha sido avalado a través de leyes y normas resultado de un proceso legislativo.

En México, la Constitución de 1917, las reformas agrarias y las recientes reformas estructurales como la energética, al omitir considerar la especial situación de las mujeres y profundizar la desigualdad, han violado y perpetuado de manera reiterada el derecho a la tierra y el territorio de las mujeres campesinas e indígenas.

Es importante recordar que desde sus orígenes la propiedad social se estableció como colectiva, siendo los sujetos de derecho agrario los pueblos y comunidades, “…la tierra y los bienes ejidales eran considerados patrimonio familiar” no obstante, el patriarcado inculturado caracterizó prácticas oficiales que privilegiaron a los hombres para que se agenciaran de ese derecho bajo el argumento de ser los jefes de familia.

Esta visión sesgada se formalizó en 1920 en la Ley de Ejidos cuando el derecho a solicitar tierras ejidales fue atribuido al jefe de familia. Un año más tarde, por añadidura, la Circular número 48 de la Comisión Nacional Agraria, confirmó su carácter discriminador al señalar que las mujeres solteras o viudas con familia a cargo que atender serían consideradas también como jefes de familia (sic), reforzando estereotipos que asignan a las mujeres la responsabilidad de cuidado y protección de la familia.

En 1927 en la Ley de Dotaciones y Restituciones de Tierras y Aguas se incluye a las mujeres como beneficiarias de la dotación de tierras pero condicionadas a su situación de soltería o viudez con familia a cargo, en tanto que para los hombres el requisito de ser jefe de familia se amplía a ser mayores de edad sin importar el estado civil; norma que en 1934 nuevamente favorece a los hombres como titulares cuando es aceptada su solicitud de tierras desde los 16 años para los solteros y de cualquier edad para los casados. Consideración que se mantuvo en la Ley de Reforma Agraria durante los años setentas hasta la contrarreforma agraria.

En 1992 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la reforma al artículo 27 de la Constitución Federal, que puso fin al reparto agrario y creó un marco legal para privatizar la propiedad social, borrando las limitaciones que el ejidatario tenía para el uso de la parcela en función de la sociedad, del núcleo campesino y de su familia; además favoreció la titulación individual masculina en ejidos y comunidades a través del programa de Certificación de Derechos Ejidales y Titulación de Solares (PROCEDE) enmarcado en la nueva Ley Agraria lo que profundizó la exclusión de las mujeres de los planes y programas de reparto agrario, así como también la eliminación de la posibilidad de acceder a la tenencia de la tierra vía dotación o restitución; dejándoles como única opción la de adquirir derechos por sucesión, por compra o por reconocimiento de la Asamblea.

En ese sentido las distintas etapas en que se han hecho reformas a la Constitución, y en particular al tema agrario, han perpetuado la discriminación hacia las mujeres, al establecer requisitos diferenciados para ejercer plenamente el derecho a la tierra y el territorio en igualdad de condiciones.

La desigualdad histórica que las mujeres han enfrentado para reconocerles derecho al patrimonio de bienes comunes, como la propiedad social de la tierra y el territorio, se contrapone incluso a la reciente armonización de la Constitución en materia de derechos humanos al omitir lo pactado en tratados y convenios internacionales ratificados como la Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer que exige a los Estados garantizar el derecho de la mujer a recibir igual trato en las reformas de tierra y reformas agrarias (Artículo 14.2 (g)) y al derecho de igualdad de los cónyuges en cuanto a la posesión y administración de la propiedad (Artículo 16.2 (g)). En el caso de los pueblos indígenas, los derechos de igualdad de la mujer al goce de condiciones de vida adecuadas (Artículo 14.2 (h)), podría interpretarse de manera que incluye la protección del derecho a los recursos naturales.

A cien años de la Constitución de 1917, que fue considerada como el primer documento que reconoció derechos sociales, las mujeres campesinas e indígenas siguen invisibilizadas. Las políticas agrarias las ignoraron y les negaron derechos, al no contemplar las relaciones desiguales de poder existentes en el campo, limitando el ejercicio de sus derechos como ciudadanas hasta el día de hoy.

Desde distintas plataformas, organizaciones y pueblos en lucha se ha defendido el ejercicio de derechos en igualdad de clase, género y etnia, siendo uno de ellos el Movimiento en Defensa de la Tierra, el Territorio y por la Participación y el Reconocimiento de las Mujeres en la Toma de Decisiones, en donde pueblos, organizaciones y comunidades defienden la urgente necesidad de que se reconozca la tenencia familiar de la tierra para la defensa integral y articulada del territorio como propiedad social.

Esta propuesta es vigente y actual ante los embates que se avecinan tras la reforma energética cuyos efectos a los Artículos 27 y 28 constitucionales obligaron modificaciones a la Ley de la Industria Eléctrica, Ley de Inversión Extranjera, Ley Minera, Ley de Asociaciones Público Privadas y la Ley de Hidrocarburos que define a la industria de hidrocarburos de utilidad pública, pretexto por el cual el Estado puede determinar la ocupación o afectación superficial de los terrenos y que las actividades de exploración y explotación tienen preferencia sobre cualquier otra actividad, como la agropecuaria, al igual que la actividad minera, incluso si los propietarios no llegan a un acuerdo con la empresa extractiva el Estado podría expropiar los terrenos o superficie necesaria.

Fuente original, boletín de prensa 003 del CDMCH: http://cdmch.org/cdmch/sala-de-prensa/boletines-de-prensa/99-centenario-de-exclusion-del-derecho-a-la-tenencia-de-la-tierra-para-las-mujeres

Descarga el documento en PDF aquí

170214_foto_apoyo

-.-