Pronunciamiento del Movimiento en Defensa de la Tierra, el Territorio, por la Participación y el Reconocimiento de las Mujeres en las Decisiones

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México
25 de Noviembre de 2018

Pronunciamiento del Movimiento en Defensa de la Tierra, el Territorio, por la Participación y el Reconocimiento de las Mujeres en las Decisiones

En el marco del Día Internacional de Lucha Contra la Violencia Hacia las Mujeres, el pasado 23 y 24 de noviembre nos reunimos mujeres, niñas, hombres y autoridades comunitarias de distintas regiones de Chiapas, en la Séptima Asamblea del Movimiento en Defensa de la Tierra, el Territorio y por la Participación y el Reconocimiento de las Mujeres en las Decisiones para denunciar la violencia y despojo que vivimos en nuestras comunidades y ejidos, las cuales aumentarán con las reformas legislativas, los proyectos neoliberales y la estrategia de militarización que anuncia el nuevo gobierno de nuestro país.

Durante estos días compartimos información, testimonios y analizamos las causas y consecuencias que representan estas propuestas legislativas como la ley de desarrollo agrario y el nuevo modelo de militarización que pretenden imponer en nuestros territorios, presentándolo como proyectos de desarrollo económico en beneficio nuestro, aunque la experiencia nos ha enseñado que son proyectos de muerte que atentan contra el derecho a la vida, a una vida digna, el derecho a la tierra y el territorio como parte de nuestra autonomía y libre autodeterminación como pueblos, y el derecho que tenemos como mujeres a participar en la toma de decisiones y a una vida libre de violencia.

Las mujeres y hombres participantes en esta Asamblea dimos testimonio del impacto que tiene la militarización en nuestras vidas como mujeres, nuestras familias y comunidades; ya que genera agresiones físicas, desaparición y secuestro de personas sobre todo a las mujeres quienes han sido víctimas de trata, despojo, desplazamiento forzado, desalojos, explotación laboral y sexual, control sobre nuestros cuerpos y territorios como pueblos.

Prueba de todo ello, es que a dos años de la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género para Chiapas el abuso, acoso callejero, agresiones, robos, despojo, desplazamiento forzado, desapariciones, violación sexual y feminicidios ha aumentado de manera alarmante en nuestras comunidades, ejidos, municipios y regiones de Chiapas; condenamos al gobierno de Chiapas y al gobierno federal y los nombramos como Estado Feminicida ya que han sido cómplices de la injusticia, impunidad y de negar el derecho a la verdad a miles de mujeres.

Como mujeres y pueblos en pie de lucha manifestamos nuestra preocupación y exigimos se respeten nuestros territorios, rechazamos totalmente la estrategia de militarización de la seguridad pública que propone el plan nacional de paz y seguridad y la propuesta de ley de desarrollo agrario, señalamos que como mujeres y pueblos reconocemos que las acciones que está realizando el nuevo gobierno, pretenden dar continuidad a la dominación, despojo y represión que nos han querido imponer desde hace muchos años, y que por tanto no creemos en el discurso de bienestar y desarrollo en favor de nosotras las mujeres y nuestros pueblos, tenemos claro que seguirán buscando controlar y arrebatarnos nuestros territorios, porque las ideas de desarrollo y mercantilización de las tierra y el territorio, seguirán estando presentes en este nuevo gobierno, sin importar las violaciones a nuestros derechos humanos, poniendo en riesgo la vida de todo ser vivo. Como ejemplo de ello tenemos la consulta que realizó el gobierno de transición este 24 y 25 de noviembre a nivel nacional sobre el Tren Maya y otros proyectos, sin embargo este proceso no respetó tratados y convenios en materia de Derechos Humanos como el Convenio 169 de la OIT ya que no fue previa ni informada ya que antes de que ya existiera el proyecto nadie nos preguntó nuestra opinión, pero tampoco conocimos de los estudios de impacto ambiental y mucho menos los supuestos beneficios que traerá a la nación, por lo tanto confirmamos que el Tren Maya, el Tren del Istmo de Tehuantepec y el proyecto de plantación de árboles son proyectos que tocan y transgreden nuestra cultura ancestral, nuestros sitios sagrados, manantiales, la biodiversidad milenaria y la cosmovisión que tenemos sobre la tierra y el territorio como pueblos nativos de México, originarios de este país.

En esta Asamblea reafirmamos que como mujeres y pueblos originarios nos mantenemos en pie de lucha hacia el ejercicio de nuestros derechos a la autonomía y libre autodeterminación que tenemos como pueblos, que seguiremos proponiendo alternativas en armonía a nuestras prácticas culturales, como cuidadoras y defensoras de la madre tierra y territorio, que no cederemos nuestras tierras y territorios a las empresas nacionales y transnacionales ni al gobierno si no buscaremos fortalecer nuestras luchas desde la organización comunitaria y colectiva, la solidaridad entre nosotros como pueblos.

Ante ello, quienes estuvimos reunidos en estos dos días de trabajo manifestamos:

• Condenamos la militarización de la seguridad pública y exigimos alto al plan de paz y seguridad que se ha anunciado ya que sólo propone seguir teniendo al Ejército y la Marina en las calles y en nuestras comunidades pero ahora con el nombre de policías de la Guardia Civil; durante los últimos años han demostrado que ha sido un engaño el discurso de que están para otorgarnos seguridad y luchar contra el crimen organizado cuando esto no es cierto, solo llegan a nuestras comunidades a ejercer violencia contra nosotras y nuestros pueblos, y permiten que el crimen organizado siga operando, por ello decimos alto al negocio de creación de cuarteles militares y compras de armas.

• Culpamos y responsabilizamos al Estado de los asesinatos y desalojos que se han llevado a cabo en nuestras comunidades y ejidos, señalamos que los paramilitares son parte de la estructura militar que se está implementando en nuestras comunidades ahora con la figura de crimen organizado

• Rechazamos la Ley de desarrollo agrario, que busca la mercantilización de nuestra madre tierra y el territorio, sin tomar en cuenta que para nosotras como mujeres y pueblos originarios la tierra es fuente de vida, porque nos da todo lo que necesitamos para sobrevivir alimentos, oxigeno, agua, etc. Alto a la implementación de los proyectos de reforestación que se están dando en nuestras comunidades.

• Manifestamos nuestro repudio y rechazo total contra los proyectos neoliberales, que rompen con nuestra armonía y colectividad como pueblos, alto a la colonización de nuestros pueblos originarios

• Exigimos que las consultas sean previas, informadas y libres, en nuestras comunidades y ejidos, y no solo se use nuestro derecho a la consulta para avalar proyectos de muerte, porque los pueblos tenemos derecho a decir que no, para proteger nuestro derecho a la vida, queremos que las consultas se realizan en nuestros espacios de decisiones que son las asambleas y que se firmen en las actas de acuerdo en presencia de nuestras autoridades civiles, comunitarias y tradicionales. Ya basta de seguir usando un discurso progresista que viola derechos humanos como el proceso de consulta realizado.

• Exigimos que se nos garantice como mujeres nuestros derechos a una vida libre de violencia y el acceso a la justicia, que no se nos domine a través del temor y miedo que han sembrado ante el aumento de la violencia y feminicidios que se vive en nuestras comunidades y ciudades, ya que cada día somos más mujeres asesinadas, alto a la violencia contras las mujeres y alto a los feminicididos.

• Reprobamos la brutal represión que el día de ayer, 24 de noviembre, sufrieron nuestras compañeras y compañeros trabajadores del Sector Salud por exigir el Derecho a la Salud para todas y todos, para que se atiendan las necesidades urgentes de infraestructura, medicamentos y personal en los centros de salud, clínicas y hospitales de Chiapas, así como los pagos correspondientes que se adeudan a trabajadores del sector salud y maestras, maestros interinos.

A las autoridades de los diferentes niveles de gobierno les exigimos se nos garantice nuestro derecho a la tierra y a la participación en la toma de decisiones sin mediaciones y sin violencia

A las compañeras, compañeros, autoridades y pueblos les hacemos un llamado a seguir sumándonos a la lucha y resistencia, a recuperar nuestro sentido de colectividad y el control de nuestros territorios, a sembrar y producir nuestra alimentación y no dependencia, a retomar la tenencia familiar como una estrategia para la defensa de la propiedad social, y para el reconocimiento de nuestro derecho a la tierra como mujeres, a unirnos y organizarnos en una solo voz sin importar nuestra lengua, color, lugar porque los territorios no tienen límites y nuestras luchas no tienen fronteras.

¡¡¡Por una vida libre de violencia, no más feminicidios en Chiapas!!!
¡¡¡Por el respeto a la tierra y el territorio de nuestros pueblos!!!
¡¡¡Alto a la militarización!!!

Atentamente:

Mujeres, niñas, hombres, comunidades, organizaciones y pueblos en pie de lucha

 

Vídeo de la lectura del pronunciamiento

Descarga aquí el pronunciamiento en PDF

 

Anuncios

Contra el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México: Cancelación ya, restauración, restitución

Desde Chiapas el Movimiento de Mujeres en Defensa de la Tierra y el Territorio saludamos a nuestr@s compañer@s del Frente de Pueblos en Defensa del Territorio en Atenco y de Pueblos Unidos Contra el Nuevo Aeropuerto porque nosotras también decimos #YoPrefieroElLago

¡¡¡La lucha Sigue!!!

Para dar seguimiento y formar parte de esta Campaña da click en el siguiente enlace: https://todosvsnaicm.org/

canvas.png

Caravana-Éxodo Migrante: Firme expresión de resistencia ante la crisis del Capitalismo Neoliberal

Organizaciones, colectivos e individuos de la sociedad civil somos testigos del éxodo que han emprendido miles de personas provenientes de países de Centroamérica, en condición de desplazamiento forzado. A consecuencia de la codicia e intereses de empresas transnacionales que han prometido “desarrollo social” a cambio del despojo gradual, de quienes han sido pobladores originarios y guardianes de la tierra y el territorio de manera histórica. La violencia, social, política y económica, es estructural, simbólica e histórica; es sin duda la expresión más cruda del capitalismo neoliberal y extractivista que hoy nos demuestra su lógica de nulo valor a la vida y extermino de los pueblos.

Da click aquí para leer y descargar el comunicado completo

tragameluz

Foto: Cortesía del Colectivo Tragameluz

 

Solicitud de Medidas Cautelares a la CIDH para Éxodo Migrante

Cansados de denunciar la situación de violencia económica, estructural y directa que padecen los pueblos de Centroamérica y la nula respuesta de las autoridades correspondientes, desde que el pasado 13 de Octubre de 2018 partió la Caravana Migrante en Honduras rumbo a los Estados Unidos, miles de personas de otros países como El Salvador, Nicaragua y Guatemala fueron sumándose para juntos ingresar a México por la frontera del Suchiate en Chiapas el pasado 19 de octubre.

Desde entonces más de 10 mil personas caminan buscando llegar a la frontera Norte de México para cruzar a Estados Unidos; este éxodo migrante ha enfrentado a su paso la obstrucción de las autoridades mexicanas desde la represión directa para evitar el libre tránsito, el bloqueo policial, las detenciones arbitrarias, la reclusión en centros de detención, la mal información, el abandono en el acompañamiento y la ausencia o negación de ayuda humanitaria como salud y alimentación.

Ante ello la Sociedad Civil organizada, pobladores de cada comunidad por la que pasa el éxodo migrante, iglesias y creyentes de distintas denominaciones, organizaciones de derechos humanos y de movilidad humana son las que están brindando este acompañamiento, asistencia humanitaria y monitoreo de sus garantías individuales y colectivas, parte de estas acciones fue la solicitud que hicieron distintas organizaciones a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que otorgue de manera urgente medidas cautelares y de protección a este éxodo al cuál se suman cada vez más personas que buscan sobrevivir a las condiciones de violencia estructural y directa que viven en sus países.

Como Movimiento de Mujeres en Defensa de la Tierra y el Territorio nos solidarizamos con el Éxodo Migrante y llamamos a los pueblos de buen corazón su apoyo para que reciban a las miles de personas que pasarán por sus estados, de manera particular queremos señalar que en esta larga caminata se encuentran mujeres, niñas, niños, quienes afrontan condiciones adversas para continuar con esta travesía.

Descarga aquí la solicitud de Medidas Cautelares

Más información con las organizaciones acompañantes y fuentes de esta información:

Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes

Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, AC

PdP-CaravanaMigrante-

Foto: Cortesía de Píe de Página

Pronunciamiento del Tercer Encuentro Regional en Defensa del Territorio, Zona Selva (Agua Dulce)

Ejido Agua Dulce Tehuacán, Municipio de Ocosingo, Chiapas, México
23 de Junio del 2018

A los Pueblos de México:
A la Prensa Nacional e internacional:
A la organización, Sociedad Civil Nacional e internacional:
A los Organismos de Derechos Humanos:
A los medios de comunicación alternativos:

Nosotras, mujeres y hombres de comunidades indígenas choles y tzeltales de la región Selva Lacandona de Chiapas, saludamos a todas las mujeres y hombres de diferentes edades de México, Costa Rica y el Mundo que luchan contra la violencia generada por el Sistema capitalista neoliberal, patriarcal, extractivista, sistema de muerte.

Les compartimos que en este mes de Junio llevamos a cabo nuestro tercer encuentro “En defensa de la vida, la tierra, el territorio y por la soberanía alimentaria”, donde compartimos nuestras problemáticas, preocupaciones, experiencias de luchas y resistencias, que estamos haciendo en Chiapas; así mismo a través de las compañeras de Costa Rica que nos acompañaron conocimos la situación que viven nuestras hermanos y hermanos de Centroamérica.

A pesar de nuestra de pobreza económica que vivimos en comunidades indígenas de México y Costa Rica, reafirmamos que nuestra lucha contra el sistema capitalista neoliberal, patriarcal y extractivista es parecida en ambos países que son ricos en biodiversidad pero también codiciadas por las empresas transnacionales quienes ven la tierra y todos los bienes naturales como mercancía, nuestras luchas son similares por la defensa de la vida y contra todas las políticas agroindustriales como es el caso de Costa Rica con la siembra de monocultivos de piña y naranja que tanto daño causan al medio ambiente y a la salud de los habitantes, nuestro apoyo para los pueblos de Costa Rica.

Ante este contexto que vivimos ambos países le decimos a las empresas trasnacionales y a los Gobiernos de México, Costa Rica y el Mundo:
Aunque en el contexto electoral, los partidos y personajes políticos ofrecen promesas de cambio les decimos claro que no vamos a permitir que las empresas transnacionales y los gobiernos neoliberales despojen nuestras tierras y territorios donde han sembrado el divisionismo con sus políticas asistencialistas; les decimos que nosotr@s ya hemos despertado y que seguimos despertando la conciencia de más herman@s, animando y moviendo corazones de otras mujeres, hombres, jóvenes, niñas y niños porque nuestra lucha es por el futuro de nuestros hijos, hijas, nietos y por todos y todas los afectados por este sistema que destruye nuestra vida y entorno donde vivimos.

En México, le decimos a los tres niveles de gobierno lo siguiente:
Que a pesar de que firmó, el pasado 5 de junio de este año, los decretos del agua para favorecer a las empresas transnacionales afectando a las familias que dependen y viven del agua de los 11 ríos decretados que se encuentra en nuestros país, le decimos al gobierno que no vamos a permitir que continúe vendiendo el agua porque es como nuestra sangre, sin ella no habría vida ni para nosotros, ni para los animales (tortugas, almejas, caracol, pescados, camarones, sardinas) que se encuentran en nuestras lagunas, ríos, arroyos, ojos de aguas, sustento para la alimentación de nuestras familias, ante esto le decimos a los pueblos afectados por los decretos que no están solos en su lucha, que sus luchas también son nuestra luchas.

Como mujeres vemos fuerte la situación que estamos viviendo, es hora de transformar nuestros miedos en fuerza y así fortalecer nuestro Movimiento de Mujeres en defensa de la tierra y el territorio para luchar contra todas las formas de violencia que vivimos, como mujeres vamos a organizarnos para caminar en otras comunidades para impulsar la organización y participación de otras mujeres porque este sistema nos afecta a todos y todas, mujeres y hombres, solo los hombres no podrán hacer frente a este sistema de muerte, nuestra lucha tiene que ser “lajal” parejo, y así fortalecer nuestras luchas desde la participación política de las mujeres en los espacios de decisión.

Le decimos al gobierno que vamos a defender nuestra forma de tenencia de la tierra, que no vamos a permitir la privatización de la tierra que a través de sus instituciones buscan imponer el programa RAJA (Programa de regularización y Registro de Actos jurídicos Agrarios) sabemos que a través de estas políticas agrarias buscan individualizar la tierra y así facilitar y acelerar el despojo de nuestras tierras. Nuestra lucha es por la tierra, por la justicia y por la paz, vemos a nuestros hijos e hijas que están creciendo, es por ellas y ellos que tenemos que luchar.

Como pueblos indígenas reivindicamos nuestros derechos humanos establecidos en Tratados y Convenios internacionales, Leyes nacionales y en la Constitución Mexicana ya que sabemos que el Gobierno de México pese a que ha firmado y ratificado el marco de Derechos Universalmente reconocidos continúan violentando de forma sistemática la sostenibilidad de la vida, que es el Lekil Kuxlejal (Vida digna) para nuestros pueblos.

Por ello desde este tercer encuentro regional de pueblos, comunidades, colectivos, organizaciones y personas que estamos realizando en Chiapas, declaramos:
Hacemos un llamado a las mujeres indígenas, campesinas y de la ciudad a conocer, ejercer y defender nuestros derechos de forma colectiva.

Les decimos a nuestras compañeras indígenas y campesinas, a las mujeres y hombres de la ciudad que estamos a tiempo para fortalecer nuestra organización, nuestras luchas y resistencias para nuestra vida, nuestra tierra y territorio, solo de forma organizada sin importar edad, color, religión, podemos hacer un frente común a este sistema de muerte, nuestra lucha es por la vida, la justicia y la igualdad.

A nuestras compañeras y compañeros de Costa Rica les decimos que no están solos, que aunque existe una gran distancia geográfica estaremos atentos de lo que pasa en sus territorios, les decimos que estamos con ustedes, porque estamos viviendo y sintiendo en nuestro corazón esa rabia y coraje por las violencias de este capitalismo, porque vemos a nuestras niñas y niños crecer y ellos son nuestra fuerza para seguir luchando.

 

“Ni un paso más a las empresas y los malos gobiernos en nuestros territorios”
“Construyamos puente de luchas, fuerza y esperanza”
“Globalicemos las luchas, globalicemos las esperanzas”

 

Atentamente
Mujeres, hombres, jóvenes, niñas y niños de la región Selva Lacandona

Descarga el pronunciamiento aquí en PDF

Pronunciamiento del Tercer Encuentro Regional en Zona Norte de Chiapas

Comunidad  Lomas de Venado, Municipio de  Salto de Agua,  Chiapas  a 16 de Junio del 2018

A los Pueblos de México.

A la Prensa Nacional e internacional.

A la Sociedad Civil Nacional e internacional.

A los Organismos de Derechos Humanos.

A los medios de comunicación alternativos.

 

Saludamos a nuestr@s compañer@s de los pueblos, barrios  y  ciudades que luchan y resisten en nuestros País y en otras partes del Mundo donde también son afectados por el Capitalismo.

Les compartimos que ante el contexto electoral que estamos viviendo actualmente en nuestro país y ante las Leyes que imponen los malos  gobiernos  en complicidad con los Gobiernos de otros países y empresas transnacionales, que buscan desarticular nuestras luchas en defensa de la tierra y la vida,  les compartimos que el día 15 y 16 de junio, llevamos a cabo nuestros tercer encuentro regional “En defensa de la vida, la tierra, el territorio y por la soberanía alimentaria”, donde participamos más de 300 personas, entre mujeres, hombres, niñas, niños y personas mayores de edad indígenas tzeltales y ch´oles de la región norte-selva provenientes de la comunidades Rio Tulija, Lomas de Venado, Agua Clara, Yaxj´a, Chapayal, Monte Bello, Ruiz Cortines, Velasco, Achl´um Tulija, La  Concordia, Galilea, Ranchería Primavera, San Jose Juxil, Chapayal, La Jacaranda, Palma Tulija, Municipio de Salto de Agua; Tim, Corostic, Tim, Jolmuculja, Alan Sacun, Coquiteel 1a. y 2ª Seccion, Piquinteel, Municipio de Chilon; y la comunidad Ignacio Allende, Municipio de Tumbalá, de la región Norte-Selva.

En este encuentro reivindicamos nuestra identidad indígena danzando, tocando el caracol y agradeciendo a los elementos de la naturaleza  que nos dan la vida el sol, la lluvia, el viento y la tierra, símbolo de comunicación, organización y unidad, recordando y caminando como lo hicieron nuestras abuelas y abuelos cuando lucharon por la tierra donde actualmente vivimos, sembramos y cultivamos nuestros alimentos, donde convivimos entre nosotros y con la madre naturaleza, por estas razones como indígenas hemos reflexionado que nuestra lucha no tiene fecha, ni hora, ni  fin que tiene que ser constante día a día contra todas las injusticias que estamos viviendo.

En este encuentro analizamos las causas y consecuencias que estamos viviendo previo a las elecciones del primero de Julio, así como también sobre la  Ley de Seguridad Interior y demás reformas y leyes que atentan contra nuestra  vida, cultura, entorno en donde vivimos y cultivamos nuestros alimentos ante esto concluimos que:

Estamos reunidos por conciencia porque creemos que la lucha por la vida y la tierra lo tenemos que hacer nosotr@s mism@s, nadie más lo va ser por nosotros ni siquiera los gobiernos porque ellos no gobiernan para el pueblo sino para el bien de las empresas transnacionales, no creemos en ellos, ni en sus promesas porque los conocemos cuando llegan al poder se olvidan del pueblo, pero ahora que estan en campañas llegan entregando regalos, despensas y dinero comprando el voto engañando a la gente.

Durante este día tomamos el acuerdo de caminar parejo, hombres y mujeres, de reconocernos en igualdad de derechos. En esta reunión analizamos los problemas, las causas y las consecuencias de las políticas de privatización y despojo que el gobierno neoliberal viene ejecutando y que continuará aún después de las próximas elecciones federales, estatales y municipales. Sabemos que cuando el gobierno neoliberal y los candidatos hablan de crecimiento económico y de inversión, hablan de continuar y profundizar la mercantilización de la sagrada tierra, del agua, los bosques, los minerales, de los conocimientos, saberes ancestrales y promoviendo los monocultivos como la palma africana entre otros.

Impulsaremos la participación en nuestras comunidades de mujeres y hombres, jóvenes, jóvenas, niños y niñas,  para defender nuestro derecho a la vida, en contra de la Ley de seguridad Interior y todas aquellas leyes que atentan contra nuestro pueblo y nuestra tierra.

Nuestra lucha es desde abajo y a la izquierda, sabemos que a través de los programas y proyectos buscan dividirnos, les decimos que luchamos contra sus ideologías individualistas,  fortaleciendo nuestro caminar juntos articulándonos y buscando formas de comunicación que construyan la solidaridad entre las comunidades y ejidos porque solo así podremos hacer un frente común en contra de todas las formas de violencia.

También acordamos que otra forma de luchar es construir nuestros reglamentos ejidales, porque tenemos la capacidad de hacer nuestras propias leyes como pueblos indígenas, donde participaremos en igualdad mujeres y hombres, porque en este encuentro analizamos que solo los hombres no podremos hacer frente a este sistema de muerte, que es valioso e importante la participación política y activa de las mujeres.

Les decimos a los gobiernos que no tenemos miedo, que seguiremos organizándonos y levantando nuestra voz  denunciando todas las violencias que hacen  en contra de nuestras familias y pueblos.

Otra forma de nuestra lucha es construir nuestra autonomía donde vivamos en paz, donde prevalezca la justicia en igualdad y juntos podamos decidir cómo queremos sembrar, cultivar y cuidar nuestra madre tierra.

Como mujeres y hombres tenemos que fortalecer nuestro caminar, conociendo y defendiendo nuestros derechos, luchando contra las violencias que vivimos por ser mujeres y por ser indígenas.

*También les decimos a los gobiernos cómplices de las empresas de agrotóxicos que a través  de sus programas y proyectos del campo imponen el uso de los agroquímicos destruyendo la madre tierra y afectando de esta manera nuestra salud.

*Les decimos que aunque pasamos hambre, frio y sol, nuestra lucha continuará, porque así nos dejaron dicho nuestros abuelos y abuelas que no debemos vender nuestra madre tierra porque aquí vivimos y aquí esta nuestra historia.

*Hacemos un llamado a las autoridades ejidales, comunitarias, pueblo en general a organizarse y articularse en la lucha por la defensa de la vida, la tierra y todo lo que nos da la vida.

¡Rechazo total a la Ley de Seguridad Interior!

¡Vivan los pueblos que luchan!

¡Por la vida y por la paz, militares nunca más!

Descarga aquí el pronunciamiento en PDF

Pronunciamiento Segundo Encuentro Regional en Zona Norte de Chiapas

Tim, Chilón, Chiapas a 25 de Mayo del 2018.

Pronunciamiento
Segundo Encuentro Regional en Zona Norte de Chiapas

A los Pueblos de México y del Mundo:
A la Prensa Nacional e Internacional:
A la Organización, Sociedad Civil Nacional e internacional:
A los Organismos de Derechos Humanos:
A los Medios de Comunicación Alternativos:

A las mujeres, hombres, jóvenes, niñas y niños de los pueblos indígenas y de las ciudades de México y del mundo que luchan y resisten en contra del Sistema Capitalista Neoliberal Patriarcal y Extractivista (sistema de muerte) reciban nuestros saludos de parte de las comunidades indígenas tzeltales y ch´oles de la región norte-selva.

Como es costumbre, en este mes de mayo realizamos nuestros rituales a la madre tierra, al agua y al maíz, también estamos sembrando la milpa y una gran variedad de alimentos para el sustento de nuestras familias y comunidades. Les decimos que no solo estamos sembrando en la tierra, sino que también estamos sembrando semillas en los corazones de mucha gente; les compartimos que nos hemos estado reuniendo para analizar la realidad que estamos viviendo a traves de nuestras reuniones como colectivo de mujeres, reunión con autoridades comunitarias y encuentros intercomunitarios; entre ellos hemos concluido el día de hoy nuestro “Segundo encuentro regional en defensa de la vida, la tierra, el territorio y por la soberanía alimentaria”.

Después de haber analizado las causas y consecuencias que trae la Ley de Seguridad Interior, demás reformas y leyes que atentan contra nuestra vida, cultura y el entorno en donde vivimos y cultivamos nuestro alimento concluimos que:

Rechazamos totalmente la aplicación de las leyes: Ley General de Aguas, Ley de Biodiversidad, Ley de Seguridad Interior, Reforma Energética, Educativa, Hacendaria, Laboral, de Salud y la Agraria, porque amenazan nuestros pueblos con saquear nuestras riquezas que tenemos cómo el agua, el bosque, nuestras semillas y demás bienes naturales, ya que ponen en riesgo nuestra vida, la de nuestra familia, comunidad y de esta manera violentan sistemáticamente nuestros derechos humanos favoreciendo a los gobiernos y a las empresas transnacionales.

Rechazamos la Ley de Seguridad Interior, porque sabemos que su implementación es facilitar y acelerar el despojo de nuestros bienes naturales, le decimos al gobierno que no vamos a permitir que entren los militares en nuestros territorios, no los queremos. Tenemos claro que representan un peligro en nuestra vida y la de nuestros hijos e hijas y sabemos la violencia que esto genera. Como mujeres no queremos la militarización, porque nos violentan y ponen en riesgo nuestra integridad, como es el caso de las hermanas Gonzales de Altamirano, Chiapas que por luchar y defender sus derechos fueron violadas por los militares en el año de 1995 y muchas mujeres más que han sido víctimas de la misma manera.

Le decimos al gobierno cómplice de las empresas como Monsanto y Singenta, Pioneer, Bayer (entre otras) que no vamos a permitir que nos despojen de nuestras semillas nativas, herencia que nuestros ancestros nos dejaron y que las hemos venido conservando con mucho amor, ya que es el sustento de nuestra existencia y de las futuras generaciones. Vamos a defenderlas con nuestra vida, porque nosotr@s no vemos a la tierra, la naturaleza y semillas como mercancía, no como lo ven los malos gobiernos y empresarios.

También les decimos que estamos fortaleciendo nuestros conocimientos y saberes para el cuidado de nuestra madre tierra, sabemos que por muchos años el mal gobierno a través de sus programas y proyectos dirigidos al campo impuso el uso de los agroquímicos que ha generado daños en nuestra salud y entorno, pero nos hemos dado cuenta de que sus mentiras y engaños tienen como finalidad enriquecer a las empresas como las mencionadas anteriormente.

Ante esta situación exigimos a los tres niveles de gobierno:

• Respeto a nuestros derechos humanos como pueblos indígenas originarios y como mujeres establecidos en la constitución mexicana, tratados y convenios internacionales.

• Anulación y cancelación inmediata de la Ley de Seguridad Interior, ya que violenta nuestros derechos a la libre expresión, al libre tránsito y a nuestra forma de organización comunitaria.

• El regreso inmediato de los militares a sus cuarteles, no los queremos en nuestra comunidad, ni que transiten por nuestros territorios, porque no vienen a darnos seguridad, sino a vigilar que bienes naturales existen en nuestros territorios y lo que estamos haciendo por el bien del pueblo.

Ante esta situación hacemos un llamado a las mujeres, hombres, jóvenes, niños y niñas a organizarse en sus rancherías, comunidades, barrios y pueblos para que luchen y resistan contra todas las formas de violencia que estamos viviendo en nuestro país, estado, región y comunidad aunado a las elecciones que se avecinan. El gobierno a través de sus engaños y mentiras busca dividirnos y así mantener el poder, ese poder al servicio de las empresas extranjeras y no al servicio del pueblo. Pese a nuestra situación y condición en la que vivimos no vamos a permitir que nos despojen de la tierra, porque es lo único que nos mantiene viv@s.

Les invitamos a nuestro tercer encuentro regional a realizarse los días 15 y 16 de Junio que se llevara a cabo en la Comunidad Lomas de Venado, Municipio de Salto de Agua, Chiapas. Les esperamos con mucho ánimo y fuerza.

¡Chiapas, Chiapas no es cuartel, fuera ejército de él!
¡Rechazo total a las semillas transgénicas y agroquímicos!
¡Mujeres y hombres organizad@s en defensa de la vida, la tierra y el territorio de la Zona Norte en Chiapas!

Descarga el pronunciamiento en PDF aquí

Pronunciamiento del Segundo Encuentro Regional Altos en Defensa de la Vida, la Tierra y el Territorio

Villa Las Rosas, Chiapas, México; 19 de mayo de 2018

Pronunciamiento del Encuentro Regional

en Defensa de la Vida, la Tierra y el Territorio

Mujeres y hombres de distintas comunidades y organizaciones de la Zona Altos, Centro y Llanos nos reunimos los días 18 y 19 de mayo en Villa Las Rosas para compartir en este Segundo Encuentro Regional donde intercambiamos información, reflexión, análisis y denuncia sobre los proyectos neoliberales y extractivistas de muerte que amenazan nuestras vidas, tierras y territorios como pueblos originarios que somos.

Durante este Encuentro hicimos memoria para recordar que desde los inicios del capitalismo comenzó la acumulación de las riquezas, la propiedad privada, la división del trabajo, el acaparamiento de los medios de producción, la explotación de la humanidad, el despojo de los bienes comunes como la tierra, la perdida de soberanía, la invasión de la industria de los agrótoxicos, la ocupación militar de nuestros territorios y la desigualdad de clase, género y etnia.

Compartimos como a lo largo del tiempo el capitalismo ha ido implementando nuevas formas de despojo y de ocupación directa como ahora la Ley de Seguridad Interior (LSI) que entre sus principales consecuencias está la facultad del ejército y las fuerzas armadas para neutralizar actos de resistencia pacifica, practicar detenciones arbitrarias, asegurar bienes, realizar investigaciones, intervenir comunicaciones privadas, recolectar información a través de distintos métodos y recibir posibles denuncias.

Esta Ley de Seguridad fue rechazada por muchas organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales ya que se aprobó a pesar de los altos índices de violencia, los crímenes de lesa humanidad perpetrados por el ejército apoyando a grupos paramilitares y la creciente conflictividad que se agrava con el proceso electoral que estamos viviendo hoy en México.

También compartimos que no sólo las leyes que violan derechos humanos son las que están afectando nuestras comunidades, en muchos lugares hoy estamos haciendo frente a los programas de gobierno que generan, división, dependencia y control social, incluso en algunos casos hay programas que sólo traen más contaminación, enfermedades y muerte como la entrega de fertilizantes y agrotóxicos según para mejorar nuestros alimentos.

Sin embargo, ubicamos que los agrotóxicos tienen incluso un efecto más agresivo y violento en el cuerpo de las mujeres ya que los químicos y veneno que contienen estos productos afectan la vida de las generaciones que vienen a través de las niñas y niños que nacen con enfermedades o padecimientos derivados de estos agroquímicos, esta situación trae encadenado otro problema que es el de la salud pública ya que como familias nos vemos en la necesidad de buscar atención especializada y comprar medicamentos que sólo enriquecen a las empresas farmacéuticas.

Por eso denunciamos que la industria de los agrotóxicos cada vez va generando mayor dependencia de estos productos nocivos ya que, por ejemplo, la maleza se va haciendo más resistente a los químicos que se aplican obligando a comprar nuevas marcas, y en los cultivos cuando se emplean químicos para acelerar la producción estamos consumiendo más productos contaminados afectando seriamente nuestras condiciones de salud.

Esta cadena además amenaza a nuestras semillas nativas que pretenden extinguir hasta que entremos al círculo de consumo y dependencia alimentaria que las empresas transnacionales buscan imponer.

Nos preocupa también que, como parte de toda esta violencia estructural e institucional, se suman las agresiones de grupos de choque, partidistas,  de la delincuencia organizada y el narcotráfico que buscan dividir nuestros pueblos por el hecho que decidimos organizarnos y resistir de manera civil y pacifica.

Ante ello, nos pronunciamos:

  • Hoy, 19 de Mayo, día de acción global contra las empresas de Bayer y Monsanto expresamos nuestro rechazo a estos productos de muerte y destrucción que atentan contra la soberanía alimentaria, la salud de nuestras familias y la autonomía de nuestros pueblos.
  • Rechazamos la implementación de la Ley de Seguridad Interior ya que significa la militarización de la vida comunitaria y un estado de guerra contra la población civil.
  • Denunciamos el uso de los programas sociales para controlar al pueblo para que no se movilice y se conforme con la situación de pobreza y saqueo que vivimos.
  • Denunciamos la afectación a la madre tierra, la contaminación del agua, ríos, manantiales, derivado de los residuos tóxicos por los agroquímicos, fertilizantes y herbicidas que se usan para acelerar la producción de alimentos de empresas transnacionales.
  • Responsabilizamos a las autoridades de los tres niveles de gobierno por no garantizar el cumplimiento de los derechos humanos a una vida digna.
  • Reprobamos la agresión directa que sufrió nuestra compañera María Guzmán Pérez, integrante de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, a quien el día 25 de Abril la amenazaron de muerte por mantenerse en la resistencia civil y pacifica.

Nos comprometemos a:

  • Continuar denunciando a través de los medios de comunicación a nuestro alcance, así como realizando brigadas informativas para concientizar a quienes no han despertado.
  • Hacer cultivos orgánicos, no usar agroquímicos, conservar nuestro suelos y producir de manera sana para ir fomentando la soberanía alimentaria.
  • Rechazar las migajas y engaños de los partidos políticos.
  • Seguir organizándonos para ejercer nuestros derechos y compartir la información con más comunidades y organizaciones dispuestos a luchar.
  • No permitir la militarización de nuestros pueblos y defender la autodeterminación y autonomía de nuestros pueblos.
  • Impulsar y respetar la participación de las mujeres en la toma de decisiones.
  • Estar pendientes de nuestras compañeras y compañeros de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal por las agresiones que están denunciando para exigir la paz, verdad y justicia para los mártires de Acteal.
  • Vigilar lo que ocurre en nuestras comunidades sobre las amenazas de los proyectos de gobierno, los agrotóxicos, las incursiones militares, las empresas mineras, las amenazas de la CFE y de los que buscan privatizar el agua y nuestros recursos naturales para no permitir el despojo y mantenernos organizadas y articuladas como pueblos que somos.

¡¡¡No más violencia contra las mujeres!!!

¡¡¡No a la militarización de nuestros territorios, Alto a la Ley de Seguridad Interior!!!

¡¡¡Organizadas por la defensa de la vida, la tierra y el territorio!!!

 

  

Atentamente:

Mujeres y hombres participantes en el

Encuentro Regional en Villa Las Rosas, Chiapas.

 

Descarga el pronunciamiento en PDF aquí

Galería de fotos, disponible aquí: https://bit.ly/2GF8aax

180519_foro-las-rosas_cdmch_002

Leyes en México en el desamparo

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas; 06 de marzo de 2018

Comunicado de prensa conjunto

 Leyes en México en el desamparo

Tras la realización del “Foro Detengamos la Militarización. Análisis de la Ley de Seguridad Interior”, diversas organizaciones civiles defensoras de derechos humanos y 87 personas en lo individual presentamos el pasado 02 de febrero de 2018 una demanda de Amparo Indirecto en contra de la Ley de Seguridad Interior (LSI). El recurso fue radicado en el Juzgado Cuarto de Distrito, a cargo del Juez Mario Fernando Gallegos León, del vigésimo circuito, con sede en la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Seis días después, el 08 de febrero, el citado Juez declaró improcedente el recurso al interpretar que quienes solicitamos el Amparo No. 127/2018 no nos asiste un interés legítimo por no ser un grupo vulnerable ni formar parte de algún grupo en particular que haya sufrido o sufra el agravio de los efectos de la LSI que se argumentan en la demanda.

En consecuencia, el pasado 15 de febrero, las organizaciones y personas firmantes del Amparo promovimos recurso de queja a fin de dejar sin efecto el acuerdo resuelto por el Juez Mario Gallegos para que se ordene admitir a trámite la demanda de amparo.

Estas acciones legales forman parte de los acuerdos alcanzados en el Foro de Análisis en donde se desprendieron varias propuestas de carácter político para reivindicar la defensa y ejercicio de Derechos Humanos que serían violados tras la implementación de la LSI al otorgar facultades a las Fuerzas Armadas en la realización de tareas de Seguridad Pública y Ciudadana atribuibles a cuerpos civiles de seguridad en el Estado.

En la argumentación del Amparo promovido, las personas defensoras de Derechos Humanos llamamos la atención sobre la flagrante violación de la LSI a la Constitución Mexicana ya que tras las reformas constitucionales de 2011 se debería ponderar el interés legítimo, el principio pro persona y la progresividad e interdependencia de los derechos humanos, mismos que han sido violados en México como lo hemos documentado tras la intervención del Ejército en distintas actuaciones que representan casos de crímenes de lesa humanidad ante instancias Internacionales de Derechos Humanos.

En ese sentido, el pasado 2 de marzo, el Colectivo Seguridad Sin Guerra dejó patente en audiencia pública ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que la Ley de Seguridad Interior viola la Constitución y los tratados internacionales; no soluciona los problemas de inseguridad; no contiene contrapesos y controles para supervisar el despliegue militar extraordinario que impulsa; eleva a rango legal una estrategia en materia de seguridad que ha fallado a la largo de la última década; y trastoca la relación cívico militar, dotando de poderes sin contrapesos al sector castrense lo que conlleva un riesgo sustantivo dada la fragilidad institucional de nuestro país.

De manera particular argumentamos que la Ley de Seguridad Interior contraviene diversos artículos de la Constitución Mexicana que amparan el reconocimiento de la conciencia de la identidad indígena que deberá ser criterio fundamental para determinar a quiénes se aplican las disposiciones sobre pueblos indígenas en México (Artículo 2); el respeto a la tierra, territorio y bienes naturales de la nación y de los pueblos originarios (artículo 27); así como los artículos que amparan el derecho al libre tránsito, libertad de expresión, derecho a la información y protección de datos personales, derecho de asociación y protesta social, así como los relativos a garantizar el debido proceso y la seguridad jurídica de las y los ciudadanos; es importante recordar además que ni el Poder Ejecutivo ni la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) deciden por sí mismas ya que las entidades y municipios son encargados de la seguridad pública de carácter civil y en tiempos de paz, los militares deben estar en sus cuarteles y fuera de las poblaciones.

Por si ello fuera poco el Juez Gallegos León, que resolvió desechar el Amparo, ignoró reconocer nuestro legitimo interés y nuestra identidad como Personas Defensoras cuyo mandato está consignado en el marco normativo internacional que México ha suscrito y ratificado en Tratados y Pactos Internacionales como la Declaración de las Naciones Unidas sobre el derecho y el deber de los individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los Derechos Humanos y las libertades fundamentales universalmente reconocidos; la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Convención Belém do Pará) en el caso especifico de quienes defendemos Derechos Humanos de las Mujeres.

No obstante, sabemos también que la Ley de Seguridad Interior va de la mano de otros acuerdos y pactos políticos y económicos que tienen especial interés en el control social de nuestro territorio; en el caso particular de Chiapas la implementación por decreto de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) tiene por objeto facilitar el despojo de los recursos naturales, energéticos y no renovables que se encuentran en la zona fronteriza de Chiapas y Guatemala.

Este decreto que sí implica la entrega de la economía, la soberanía y la riqueza nacional a Estados Unidos y las empresas multilaterales, no encuentra obstáculos y límites al dejar libres de impuestos a las empresas inversionistas, les otorga excepcionalidad arancelaria, tribunales autónomos e independientes para que puedan adoptar sistemas jurídicos propios dentro de las ZEE.

En ese mismo sentido en distintas ocasiones hemos denunciado que la LSI representa además la continuidad del carácter contrainsurgente del Estado Mexicano para tratar el Conflicto Armado Interno en Chiapas, que entre sus múltiples consecuencias ha dejado a miles de personas desplazadas de manera forzada, ejecuciones extrajudiciales, violaciones sexuales, feminicidios, tortura, desaparición forzada, rompimiento del tejido social y la creación de grupos paramilitares que hoy actúan en las regiones Altos, Norte y Selva con impunidad garantizada.

Por todo ello, y pese a que los jueces estén negado el recurso de Amparo, como ciudadanos refrendamos que nuestro derecho está fundado en la Constitución Política denunciando la amenaza individual, colectiva y generalizada que implica el proceso de militarización en el país.

Nuestro interés legítimo no requiere de un derecho subjetivo (como el derecho individual y material y directo), ya que el proceso de militarización que implica la Ley de Seguridad Interna sólo contribuirá a generar más violencia y condiciones para que violaciones a los derechos humanos queden en impunidad.

Finalmente, es de vital importancia que jueces, magistrados y administradores de justicia en los distintos órganos conozcan, lean y atiendan las críticas fundadas a la LSI que han hecho instancias como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH); la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; los relatores especiales de la ONU; rectores de las universidades nacionales; organizaciones internacionales de derechos humanos como Amnistía Internacional y Human Rights Watch; especialistas en derecho y en seguridad; víctimas de violaciones a derechos humanos; comunidad artística e intelectual; organizaciones, comunidades, colectivos y movimientos; y más de 250,000 personas que enviaron comunicaciones externando su preocupación.

 

 

Melel Xojobal, AC

Foro para el Desarrollo Sustentable, AC (FORO)

Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, AC (CDMCH)

Grupo de Mujeres de San Cristóbal Las Casas, AC (COLEM),

Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, AC (Frayba)

Movimiento en Defensa de la Tierra, el Territorio y por la Participación y el Reconocimiento de las Mujeres en las Decisiones.

 

87 personas en lo individual (firmantes del Amparo)

Descarga el comunicado conjunto en PDF aquí

radiozapote_sclc

Fotografía: Cortesía de Radio Zapote

Acción urgente: Alto a la violencia en Oxchuc

 

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas,  México

                                                                                             24 de enero de 2018.

 

ACCIÓN URGENTE

 

Alto a la violencia en Oxchuc

Las organizaciones civiles firmantes hacemos un llamado a la sociedad civil nacional e internacional para que se pronuncie ante la inminente agresión de un grupo civil armado en contra de la población del municipio de Oxchuc, Chiapas.  Se ha hecho de nuestro conocimiento que el día de ayer 24 de enero, aproximadamente a las 11:00 de la mañana, comenzaron a escucharse disparos en algunas comunidades y en la cabecera municipal, en la cabecera municipal y en algunas comunidades cercanas, lo que ocasionó temor  en los habitantes.

Pobladores del municipio nos informaron que ante la inseguridad, por órdenes del gobierno estatal fueron desalojados los niños y maestros de las escuelas, así como pacientes, personal médico y de enfermería de los centros hospitalarios, lo que denota una situación de riesgo que  vulnera la seguridad e integridad de las mujeres, niñas, niños y demás población.

De acuerdo a información proporcionada por vecinos del municipio, hasta el momento se reportan 20 personas desaparecidas, que se desconoce su genero y edad; 17 heridos, entre ellos se encuentran Juan Gabriel Méndez López de 36 años (abogado comunitario del Movimiento con Justicia y Paz para el pueblo de Oxchuc y quien representó a la comunidad en el Amparo promovido para rechazar las presencia de partidos políticos en el municipio, recientemente promovió un Amparo contra la Ley de Seguridad Interior),
Julio Cesar Gómez Santíz de 24 años de edad, Manuel Gómez López de 39 años, Bonifacio López Gómez de 39 años y el adolescente Néstor Avidal López Gómez de 15 años, José Alfredo Gómez López, de 20 años de edad, Moises Santiz Gómez de 27 años de edad, Alonso López Santiz de 36, Eliseo Góme Santiz, de 17 años, Javier Santiz Gómez de 37 años, Hugo Santiz Gómez de 21 años, Alexander López Gómez de 16 años, Juan Gómez López de 17 años, Edagar Jhovani Santiz Gómez de 24 años, Rafael López Santiz de 16 años, Marcelo Santiz Santiz de 31 años; y tres personas muertas, Ovidio López Sántiz, Víctor Sántiz Gómez y Francisco Méndez López, dos de ellos pertenecen a la comunidad Media Luna y el otro a la comunidad Cruxilja cuyo cuerpo aún permanece en el lugar de los hechos y al parecer se trata de Ovidio Gómez López quien tenía el cargo de Primer Regidor.

De igual forma, existe la amenaza de que en los próximos días la cabecera municipal sea ocupada por un grupo civil armado, que según fuentes locales, se concentra en las comunidades: Piedra Escrita, El Mash (colinda con Chanal), Cruxton (colinda con San Juan Cancuc) y Yochib (que colinda con Tenejapa). Por la manera en que se suscitaron los hechos de violencia, los pobladores consideran que se trata de personas ajenas al municipio, que tienen entrenamiento y portan armas de grueso calibre.

El temor persiste y es real, ya que el día de hoy, 25 de enero, alrededor de las ocho de la mañana nuevamente se escucharon disparos cerca de la comunidad Piedra Escrita y el crucero de Cruzton, de Oxchuc, no se ha reportado el cese de las detonaciones. Asimismo no se tiene certeza de la existencia de heridos o muertos porque la población vecina no ha podido ingresar y tampoco hay presencia la policía estatal.

El día de ayer 24 de enero, Juan Carlos Gómez Aranda, Secretario de Gobierno del Estado, condenó los hechos e informó que mantiene comunicación con la población y los agresores e invitó al dialogo para solucionar un problema ocasionado por el mismo gobierno.  Esto sólo refleja el cinismo y omisión por parte de las autoridades.

Este problema deriva de conflictos post electorales no resueltos desde el 2015, a partir de esta fecha han ocurrido varios actos de violencia y enfrentamientos con la aquiescencia del Gobierno de Chiapas, afectando a toda la población del municipio, que en su mayoría se encuentra conformada por mujeres, niñas y niños, quienes ante los rumores de mayores actos de violencia, se encuentren aterrorizadas y resguardadas en sus casas.

Cabe señalar que este ataque se da en el marco de una acción popular, en la que la comunidad se estaba organizando para reaperturar el entierro sanitario que simpatizantes de la presidenta municipal María Gloria Sánchez habían clausurado.

El municipio de Oxchuc, está considerado dentro de la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género, motivo por el cual exigimos acciones urgentes y necesarias a fin de que se proteja la integridad de la población en general y particularmente la de las mujeres, niños y niñas.

Ante esta circunstancia de grave riesgo para la vida e integridad de las mujeres, niñas, niños y demás pobladores de Oxchuc exigimos al Estado Mexicano que:

  • Garantice con urgencia la protección a la vida, seguridad e integridad física y psicológica de los habitantes del municipio de Oxchuc.
  • Proporcione atención médica adecuada, sin criminalización alguna a las personas heridas;
  • Reconozca su responsabilidad en el conflicto político que se vive en el municipio;
  • Cumpla con las medidas derivadas de la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género para Chiapas, específicamente para los municipios indígenas;

Nos preocupa que esta situación sea usada como excusa para justificar una irrupción y represión, que rompa el proceso organizativo de las comunidades que reivindican su autonomía y libre autodeterminación, por parte de los tres niveles de gobierno en el territorio indígena de Oxchuc, violando los derechos humanos de la población indígena tseltal que ocupa dicho municipio.

Por lo que hacemos un llamado a la solidaridad nacional e internacional para que se pronuncien y exijan al Estado Mexicano garantizar la vida, libertard, seguridad e integridad de la población afectada en Oxchuc, Chiapas.

 

Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, A.C.

Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, A. C.

Melel Xojobal, A.C.,

Semillas del sur, A.C.

Agua y vida A. C.

 

 

Pedimos envíen sus llamamientos a:

Sr. Presidente Enrique Peña Nieto

Residencia Oficial de los Pinos

Casa Miguel Alemán

Col. San Miguel Chapultepec,

C.P. 11850 Ciudad de México

Fax: (+52) 55 5093 4901

Correo: enrique.penanieto@presidencia.gob.mx

Twitter: @PresidenciaMX

 

Alfonso Navarrete Prida

Secretario de Gobernación

Bucareli 99, 1er. piso

Col. Juárez

Delegación Cuauhtémoc

C.P. 06600 Ciudad de México

Fax: (+52) 55 5093 34 14;

Correo: secretario@segob.gob.mx

 

Luis Raúl González Pérez,

Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos,

Edificio “Héctor Fix Zamudio”,

Blvd. Adolfo López Mateos 1922, 6°piso,

Col. Tlacopac San Angel,

Delegación Álvaro Obregón, C.P. 01040;

Ciudad de México;

Fax: (+52) 0155 36 68 07 67;

Correo: correo@cndh.org.mx

Twitter: @CNDH

 

Manuel Velasco Coello

Gobernador Constitucional del Estado de Chiapas

Palacio de Gobierno del Estado de Chiapas, 1er Piso

Av. Central y Primera Oriente

Colonia Centro

C.P. 29009 Tuxtla Gutiérrez, Chiapas

Fax: (+52) 961 61 88088 – + 52 961 6188056;

Extensión 21120. 21122;

Correo: secparticular@chiapas.gob.mx

Twitter: @VelascoM_

@gubernaturachis

 

Juan Carlos Gómez Aranda

Secretario General de Gobierno en Chiapas

Palacio de Gobierno del Estado de Chiapas, 2o. Piso

Colonia Centro

C.P. 29000 Tuxtla Gutiérrez

Chiapas

Conmutador: (+52) 961 61 8 74 60 Ext. 20003

Correo: secretariaparticular.sgg@gmail.com

 

 

FIRMA AQUÍ

 

Fotografías: CDMCh, archivo Frayba.