Reporte sobre nuestro Derecho a la Soberanía Alimentaria en el Tianguis Popular

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, 18 de junio de 2017

El pasado 18 de junio de 2017, integrantes del Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, A.C. (CDMCH), de los colectivos de mujeres de las regiones Altos, Norte y Oriente de Chiapas y la Red de Productores y Consumidores Responsables “Comida Sana y Cercana” realizamos el Tianguis Popular “Por el Derecho a Nuestra Soberanía Alimentaria” en donde personas, colectivos, comunidades y organizaciones participamos en el intercambio y comercio justo de productos alimenticios (semillas, plantas, verduras, frutas, animales, etc.), artesanales, además de compartir saberes tradicionales de nuestros pueblos.

En el tianguis popular colocamos una mesa informativa con materiales diversos sobre nuestros derechos como mujeres, el derecho a la alimentación, la soberanía alimentaria y la propuesta de usufructo familiar; además el ambiente fue festivo ya que contamos con la generosa participación de poetas, músicos y las palabras de personas que se acercaron para compartir en el programa cultural que desarrollamos a un costado del tianguis que se ubicó en la plaza de la resistencia de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, con lo cual también ejercimos el Derecho a la libre expresión en los espacios públicos de la ciudad.

Con productos y alimentos que nacen de las manos, el corazón y el conocimiento de compañer@s del campo y la ciudad este tianguis ofreció una variedad importante que permitió intercambiar pero también ofrecer un trato y diálogo directo de los consumidores con l@s productor@s de manera cercana, permitiéndonos así conocer el contexto en el que viven, trabajan y la importancia del trabajo colectivo de las compañeras que también forman parte del Movimiento en Defensa de la Tierra, el Territorio y por la Participación y el Reconocimiento de las Mujeres en las Decisiones.

En la realización de este tianguis también pudimos compartir nuestras preocupaciones ante la violencia del sistema capitalista, neoliberal y patriarcal que profundiza el despojo de nuestros territorios e impulsa la desestructuración de la producción campesina en beneficio de corporaciones extractivistas y agroindustriales que están envenenando nuestra tierra, ríos, alimentos y por tanto nuestra salud.

En ese sentido denunciamos públicamente como la violencia contra la vida campesina ha colocado a las mujeres y hombres de las comunidades rurales en condiciones de aguda y creciente pobreza, obligándolos a vender o rentar sus tierras para migrar en busca de trabajo o para solventar necesidades básicas. Quienes permanecen en el campo se ven forzados, ante el desgaste de la tierra, a hacer uso de agroquímicos para el cultivo, pero lo que se produce no basta para la alimentación familiar.

La pérdida de soberanía alimentaria así como de las formas tradicionales del cultivo (milpa), conservación de semillas e intercambio de saberes y productos, son resultado de la dinámica capitalista, sin embargo nosotras y los colectivos de mujeres indígenas consideramos importante luchar por reconstruir y reivindicar el amor y cuidado a la madre tierra pero también impulsar las economías solidarias.

Por ello este tianguis tuvo por objeto reivindicar y ejercer nuestro derecho a la soberanía alimentaria como alternativa para la defensa del territorio y la vida digna.

Aquí una galería de fotos del Tianguis Popular: http://bit.ly/2sGylYW

002_tianguis_cdmch

Reporte del Foro de mujeres en defensa de la salud, zona Altos de Chiapas.

El pasado 17 de junio de 2017 se realizó el Foro de Mujeres en Defensa de Nuestro Derecho a la Salud en las instalaciones del Cideci-Unitierra en la Ciudad de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas; en el evento participaron compañeras comunicadoras comunitarias de la Escuela de Periódismo Votan K’op que acompaña Promedios y de la Red de Comunicadoras K’asesel K’op integrantes del Movimiento de Mujeres en Defensa del Territorio, aquí parte de su trabajo:

Audio sobre el uso de las plantas medicinales como parte de los conocimientos ancestrales de los pueblos de chiapas, versión grabada en frio en español, tseltal y ch’ol por compañeras de la Escuela Votan K’op y la Red de Comunicadoras K’asesel K’op: http://bit.ly/2sR1oLg

Galería de fotos del Foro de Salud: http://bit.ly/2tu2VVy

Nota de prensa:

170617_nota-foro-salud

 

Aspecto del Foro regional de salud en el Cideci-Unitierra

panoramica

El Frente Popular en Defensa del Soconusco 20 de junio cumple 2 años de resistencia a la minería

Acacoyagua, Chiapas, México
A 20 de junio del 2017

El Frente Popular en Defensa del Soconusco 20 de junio

cumplimos 2 años de resistencia a la minería

El Frente Popular en Defensa del Soconusco “20 de Junio” estamos en pie de lucha. Seguimos con el corazón bien puesto para defender nuestra tierra y el futuro de nuestras familias.

A dos años de habernos conformado, seguimos en resistencia. Vamos afrontando las terribles injusticias que cometen los gobernantes por apoyar a los empresarios mineros y a los magnates nacionales y extranjeros, quienes engrandecen sus fortunas millonarias a cambio de sacrificar vidas humanas, así como la flora y la fauna de nuestro territorio. Es nuestra maravillosa naturaleza, los ríos Cacaluta, Cintalapa y Doña María los que nos motivan a no permitir que la avaricia de los capitalistas y de los injustos y crueles gobernantes los destruyan.

El Frente Popular en Defensa del Soconusco 20 de Junio (FPDS) nacimos hace dos años. Somos una organización pequeña que lucha por el bien común de nuestros pueblos. El 20 de junio del 2015 es una fecha histórica para nosotros/as. Desde entonces salimos a la calles con los gritos: “¡No a la minería!”, “¡Vida sí, mina no!”, “¡Fuera la minería de nuestro territorio!”. Nuestras banderas son de paz y de justicia para exigir “municipios libres de minería”. Todas y todos somos mujeres y hombres de diferentes comunidades de los municipios de Escuintla y Acacoyagua, zona Costa de Chiapas, que salimos a trabajar por una “Declaratoria de Territorio Libre de Minería”.

Somos parte de la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA), que nos alienta a continuar nuestro trabajo para defender nuestro territorio, colabora a difundir a nivel nacional e internacional nuestras denuncias y las injusticias perpetradas por las empresas mineras y las autoridades locales. Estamos aprendiendo aún, gracias a la asesoría y al apoyo de las organizaciones Otros Mundos A.C./Amigos de la Tierra México y el Centro de Derechos Humanos “Digna Ochoa”. Con ellos vamos caminando y gritando con fuerza: “¡La lucha sigue y sigue!”. También agradecemos a las diferentes resistencias de los Altos, la Sierra, la Selva y la Frontera en Chiapas y los/as compas de otros estados de la república que se han solidarizado con nosotro/as y de los cuales vamos aprendiendo experiencias y diversas formas de resistir.

A dos años de nuestro nacimiento, somos testigos de cómo las autoridades ponen oídos sordos a las consecuencias de la extracción minera en nuestros municipios. Saltan acuerdos serios en mesas de trabajo, faltan a su responsabilidad de respetar nuestros derechos e incluso justifican con prepotencia los actos de las empresas o el negocio de la minería. Son indiferentes a nuestras enfermedades, niegan la contaminación del agua y la devastación ambiental, incentivan las amenazas de los mineros hacia la población, utilizan al Ejército y la policía y estatal para mostrar su posición ante nuestro derecho a participar y decidir por nuestras vidas. Prefieren poner candado a la puerta del municipio como símbolo de cierre al diálogo.

Sin embargo, nosotros/as vamos trabajando por nuestra organización, haciendo acuerdos comunitarios, trabajando consensos ejidales para protegernos y enfrentarnos juntos al demonio. Hemos tenido amenazas, hostigamiento, notas de periódicos que nos difaman, difusión de volantes denigrando a los/as integrantes del FPDS, todo con el afán de debilitarnos y dividirnos. Pero nuestro trabajo organizado no lo permitirá, porque nosotros trabajamos analizando los resultados de la actividad minera, nos vamos haciéndonos conscientes de que el modelo extractivo es dañino para la vida humana y la naturaleza. Vamos conociendo a las autoridades para no dejarnos engañar.

Hoy tenemos los proyectos mineros “Casas Viejas” y “El Bambú” suspendidos. La actividad minera ha reducido, pero queremos detener todas las concesiones de nuestro territorio, queremos cerrar todos los proyectos. Esta lucha es una lucha de David contra Goliat, pero la constancia, la perseverancia, la unión del pueblo, la concientización, la paz, el amor por nuestros hijos/as y la justicia serán baluartes que marcarán nuestra defensa.

Por nuestros dos años de lucha, celebramos exigiendo:

  • Que se atiendan nuestras enfermedades y se reconozcan los daños a la naturaleza provocados por la minería;
  • Que se protege nuestro derecho al agua: Queremos agua de calidad, sana y potable, queremos ríos limpios, para pescar, para disfrutar, que le den vida a nuestra naturaleza;
  • El cierre de los proyectos mineros y la cancelación de todas las concesiones mineras en la región: La minería no significa ningún tipo de desarrollo para nuestras comunidades.

¡Pueblo de Acacoyagua, Escuintla, comunidades ribereñas y costeñas, nos unimos a favor de la vida,

por nuestras siguientes generaciones y por la madre tierra!

¡NO a la Minería! ¡Si a la vida! ¡Vida para nuestra Madre Tierra!

¡Con licencia o sin licencia, no queremos minería!

Fuente original de la información vía Otros Mundos, AC: http://bit.ly/2sZHCOq

Tianguis popular de intercambio y venta “Por el Derecho a Nuestra Soberanía Alimentaria”

Compañeras y compañeros reciban un cordial saludo por parte del equipo del Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, A.C. (CDMCH) y de los colectivos de mujeres de las regiones Altos, Norte y Oriente de Chiapas.

Nosotras vemos con preocupación como la violencia del sistema capitalista, neoliberal y patriarcal ha profundizado el despojo de nuestros territorios e impulsado la desestructuración de la producción campesina en beneficio de corporaciones extractivistas y agroindustriales que están envenenando nuestra tierra, ríos, alimentos y por tanto nuestra salud.

La violencia contra la vida campesina ha colocado a las mujeres y hombres de las comunidades rurales en condiciones de aguda y creciente pobreza, obligándolos a vender o rentar sus tierras para migrar en busca de trabajo o para solventar necesidades básicas. Quienes permanecen en el campo se ven forzados, ante el desgaste de la tierra, a hacer uso de agroquímicos para el cultivo, pero lo que se produce no basta para la alimentación familiar.

La pérdida de soberanía alimentaria así como de las formas tradicionales del cultivo (milpa), conservación de semillas e intercambio de saberes y productos, son resultado de la dinámica capitalista, sin embargo nosotras y los colectivos de mujeres indígenas consideramos importante luchar por reconstruir y reivindicar el amor y cuidado a la madre tierra pero también impulsar las economías solidarias, por ello:

las y los invitamos a participar con sus productos alimenticios (semillas, plantas, verduras, frutas, animales, etc.), artesanales y saberes tradicionales al

Tianguis popular de intercambio y venta “Por el derecho a nuestra soberanía alimentaria”

18 de junio de 2017, de 9am a 4pm, en la plaza de la resistencia (plaza catedral) en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.

Si tienes interés en participar en el tianguis favor de escribir al correo territoriodemujeres.cdmch@gmail.com o bien llamar al teléfono (01967) 63 1 60 75 preguntando por Rosa o Francisco o a las oficinas del CDMCH ubicadas en Cerrada Cuatro Caminos, Col. San Martín en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México.

Descarga y comparte la invitación al tianguis aquí

170618_tianguis-popular_cdmch